¿VOLVERÁN LOS TOROS A CARAVACA DE LA CRUZ?

La restricción de aforo para la contención de la pandemia del coronavirus, que de momento se sitúa en la Región de Murcia en un límite de 500 personas para espectáculos públicos, y el poco apoyo televisivo autonómico a la fiesta de los toros, han impedido que este próximo fin de semana se desarrolle un proyecto que pretendía abrir la temporada taurina en la Región de Murcia, y a su vez resucitar y darle otra vez vida a la plaza de toros de Caravaca de la Cruz.

La intención de los promotores, que contaban con el visto bueno del Ayuntamiento de la localidad, propietario del coso desde el año 1995, era conmemorar por todo lo alto la declaración de la “Fiesta de los Caballos del Vino” como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas con un festejo donde uno de los grandes protagonistas de las fiesta de Caravaca, el caballo, iba a ser el gran protagonista.

Pese al revés de las duras restricciones de aforo de la única comunidad que está ya dentro de la llamada “nueva normalidad” y de no encontrar la compresión de una televisión autonómica regional que solo piensa en los aficionados al fútbol, los organizadores no tiran la toalla y pretenden llevar a cabo su idea cuando los aforos impuestos permitan que sea viable económicamente

El coso caravaqueño, con 140 años de historia, no acoge ningún festejo desde el 4 de octubre del año 2015. Fue un festejo de rejones donde participaron Joao Moura hijo y Ginés Cartagena. Ese mismo año, pero en junio, se dio un festival benéfico en el que participaron los matadores de toros Juan Serrano “Finito de Córdoba”, Rafael Rubio “Rafaelillo”, Antonio Ferrera, Daniel Luque, Antonio José López “El Rubio” y el entonces novillero Filiberto. En el mismo se produjo un hecho histórico, ya que Daniel Luque indultó al toro “Lubricante”, marcado con el número 71 de la ganadería de los Hermanos González Sánchez-Dalp, que de momento es el único toro que se ha indultado en el más que centenario coso.

En la historia de esta plaza, nos encontramos la celebración de festejos taurinos en torno a las fechas del día de la Cruz, la mayoría de ellos novilladas con picadores, como la que tuvo lugar en el año 1952 y en la que triunfaron frente a novillos de Flores Albarrán los novilleros Ramón Barrera, Paquito Hernández y Andrés Cantalares.

Pero el verdadero triunfo de esa tarde fue la asistencia de público. El coso caravaqueño se llenó y el fotógrafo López aprovechó la circunstancia para dejar estas preciosas instantáneas de la tarde, destacando la bella perspectiva del Castillo de Caravaca desde la plaza de toros, la imagen añeja de los picadores por las calles de Caravaca o la sonrisa sevillana de la cantante Juanita Reina, que presenció el festejo en una barrera.

@elmuletazo