LIBERTAD CONDICIONAL BAJO FIANZA PARA EL PROFESOR DE LA ESCUELA TAURINA DE MURCIA ACUSADO DE COMETER PRESUNTOS ABUSOS CONTRA ALGUNOS ALUMNOS DE ESTA INSTITUCIÓN

El presunto depredador sexual de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia, J. M. O., saldrá en libertad condicional bajo fianza de 10.000 euros por decisión de la magistrada que instruye el caso de los supuestos abusos a alumnos de esa institución, Olga Reverte, quien además ha dictado una orden de alejamiento de al menos 500 metros de las víctimas. Así lo confirmaron ayer fuentes próximas a estas diligencias judiciales, que se abrieron el pasado septiembre con la detención del maestro taurino por la Policía Nacional como sospechoso de presuntos delitos de abusos y agresiones sexuales lesiones psicológicas, pornografía infantil, exhibicionismo, coacciones y provocación sexual.

La decisión de liberar bajo fianza a J. M. O. la ha adoptado la juez después de que la Fiscalía no se opusiera a la petición que en ese sentido había cursado el abogado del principal encausado, el penalista Manuel Martínez, inmediatamente después de que su cliente hubiera ofrecido explicaciones por vez primera y atribuyera las acusaciones a «un complot de personas poderosas que quieren acabar con la Escuela de Tauromaquia».

En su escrito, el letrado recordaba que todas las víctimas han prestado ya declaración, con lo que se evita cualquier riesgo de que el encausado pudiera tratar de condicionar o inferir en sus manifestaciones, e insistía en que se trata de una persona con arraigo familiar en la que el riesgo de fuga puede considerarse nulo. Además señalaba que existen otras muchas medidas menos gravosas que la prisión preventiva para asegurarse que el acusado estará a disposición de la justicia cada vez que se le llame.

Igualmente dejaba constancia del delicado estado de salud en el que se encuentra el maestro de tauromaquia, con el riesgo de agravamiento que implicaría la prolongación de su estancia en el centro penitenciario.

Finalmente, la magistrada de Instrucción número 9 de Murcia ha optado por imponerle una fianza de 10.000 euros, alejamiento de 500 metros de las víctimas, retirada del pasaporte y obligación de comparecer en el juzgado los días 15 y 30 de cada mes, según las fuentes mencionadas.

Con esta resolución, J.M.O. abandonará la prisión de Sangonera la Verde en cuanto se oficialice el depósito de la fianza, lo cual podría ocurrir en las próximas horas.

Mientras tanto, las diligencias judiciales se encuentran ya en un estado muy avanzado de la instrucción y, en apariencia, solo quedan algunos flecos que completar antes de que la juez decida si dicta auto de procesamiento o de sobreseimiento.

@elmuletazo

Fuente: Ricardo Fernández Diario La Verdad