LOS “PATASBLANCAS” DE BARCIAL QUIEREN DEBUTAR EN CALASPARRA

La inclusión de la ganadería de Barcial en el elenco ganadero para la Feria Taurina del Arroz de Calasparra 2020 fue una grata sorpresa que ilusionó a la afición. El debut de los “patasblancas” charros que con tanto mimo cuida Jesús Cobaleda era uno de los grandes atractivos de un serial que también iba a contar con ganado de Miura, Prieto de la Cal, Felipe Bartolomé, Fuente Ymbro y Saltillo.

La ganadería de Salamanca tenía preparada para la mejor feria de novilladas de España una novillada de verdadero lujo formada por animales de reatas contrastadas, de un pelaje espectacular y con una presentación impecable.

Lamentablemente, el debut no pudo realizarse. Pese a los intentos de celebrar la feria, la segunda ola de la pandemia del coronavirus se adelantó y se la llevó por delante. Pero el revés no pudo con la ilusión de poder debutar algún día en Calasparra del propietario de la vacada.

Aunque todavía no se sabe quién será el empresario, ya que la organización de los festejos para la temporada 2021 saldrá a licitación pública en breve, si se conoce que en el pliego de condiciones se incluirá una cláusula que obligará a contratar a los empresarios interesados al menos a 4 de las 6 ganaderías anunciadas el pasado año.

En la finca “La Torre” de San Pedro de Rozados ya aguarda un bonito lote de novillos que se camuflan entre la nieve, preparado y dispuesto a demostrar su bravura, ojalá, en Calasparra para su feria del Arroz 2021.

Con toros de procedencia Vega-Villar, la ganadería Barcial tiene sus raíces en 1910, cuando José Vega empezó a criar vacas de Veragua y sementales de Santa Coloma. En 1914, pasó a los hermanos Villar. Uno de ellos, Francisco, vendió su parte a Arturo Sánchez Cobaledad en 1928. A la muerte del comprador, en 1942, la ganadería pasó a manos de sus tres hijos. En 1950, se dividió y uno de los lotes correspondió a Jesús Sánchez Cobaleda, fallecido en 1960. En ese momento, los herederos se hicieron cargo de la finca Barcial, que posteriormente pasó a ser propiedad de Arturo Cobaleda.

La divisa de las reses es blanca y negra, mientras que la señal es una punta de espada en la oreja derecha y un hendido en la izquierda.

@elmuletazo

Foto portada: Alejandro Lara

Fotos interior: Gustavo, vaquero de la ganadería de Barcial.