ANTONIO MERENCIANO: “QUITANDO LOS DE ARRIBA, CASI TODOS LOS GANADEROS TENEMOS OTROS MEDIOS DE VIDA. LA SITUACIÓN ES CRÍTICA PARA BANDERILLEROS, PICADORES, MOZOS DE ESPADAS….”

En las tierras albaceteñas de Elche de la Sierra se sitúan los cercados de “La Losica”, donde en su interior se vive con pasión la crianza del toro de lidia, desde que en 1989, Don Pedro Merenciano decidiera comprar reses de procedencia Domecq, vía Martelilla.

En 2014, Don Pedro fue llamado a aportar su sabiduría campera en la vacada del cielo, y desde entonces, la ganadería de los Hermanos Merenciano Ruperto es dirigida por Antonio, su hijo.

Antonio, excelente aficionado a los toros, mantiene el legado de su padre firmemente, pese a que la situación de las ganaderías bravas que no están en primera fila sea dramática.

Si antes las cosas estaban difíciles para ellas, la crisis del coronavirus las va a poner imposibles. Estas ganaderías tienen la principal fuente de ingresos en otros negocios de sus propietarios, y si estos se debilitan, va a hacer que muchas de ellas desaparezcan.

En la casa ganadera de Antonio Merenciano, Murcia siempre ha tenido un trato especial. Allí, muchos chavales de nuestra tierra que han querido ser toreros, han tenido las puertas abiertas para curtirse en los tentaderos.tentadero

En ElMuletazo.com queremos saber cómo vive esta situación Antonio y además aprovechamos para hablar con él sobre otras cuestiones de la fiesta en estos tiempos de incertidumbre.

Antonio ¿Quiénes son los más perjudicados: empresarios, ganaderos o toreros?

“En general, todo profesional cuya única fuente de ingresos dependa del mundo del toro, independientemente de si es empresario, ganadero o torero. A día de hoy, ninguno puede ejercer, y todo apunta a que va a pasar todavía algún tiempo hasta que la situación mejore. En este sentido, únicamente del toro, hay poca gente que viva. Quitando los de arriba, casi todos tenemos otros medios de vida o complementos a los ingresos del mundo del toro. Eso cobra vital importancia estos días. Por este motivo, creo que es especialmente crítica la situación para profesionales como banderilleros, picadores, mozos de espada, etc. Te da una idea de hasta qué punto nuestro sector tiene unas bases muy débiles. Deberíamos aprender de esta crisis”.

¿El coronavirus es la puntilla para las ganaderías de lidia?

“Está claro que el número de ganaderías se va a ver reducido. La situación es un drama para los ganaderos que dependen de esto para vivir y que viven al día. Cancelación de espectáculos, imposibilidad de dar salida a animales que ya tenías reseñados, mientras tienes que seguir echándoles de comer día tras día, sin saber si los podrás lidiar en un mes o en un año….. Tengo amigos ganaderos, modestos, que dependen de las fiestas de los pueblos, de los encierros, de las veredas……para ellos la situación es muy complicada. Sin embargo, al hilo de lo que te comentaba antes, la mayoría de los ganaderos no dependemos de la ganadería para vivir. No olvidemos que una ganadería brava es deficitaria de por sí, aún en años normales, y en muchos casos se mantienen puramente por afición y devoción a este animal. En este caso, creo que estas ganaderías se adaptarán, minimizarán el impacto, reducirán el número de cabezas (como estamos viendo estos días) y salgan adelante”. 

La de la tuberculosis bovina también es una dura batalla. Una batalla que la Administración no ha querido ver y que se ha llevado por delante mucho trabajo y sacrificio de los ganaderos. A ti incluso te ha hecho replantearte seguir criando ganado bravo ¿Cuál es la situación de tu ganadería?

“Efectivamente, antes del coronavirus, los ganaderos de ciertas regiones llevamos varios años de dura crisis derivadas de absurdas leyes de Sanidad Animal, que no contemplan una normativa específica que cubra y proteja al toro de lidia y que lo diferencie del resto de bovinos. En mi caso, esto ha hecho que esta crisis del coronavirus me pille mejor preparado. Debido al impacto de la Tuberculosis Bovina, he tenido que hacer una re-ingeniería de la ganadería y adaptarme antes. He reducido las cabezas de bravo al mínimo y he complementado con raza de carne para mantener la explotación. Sí que es verdad que, debido al coronavirus, he tenido que reducir algunos plazos, pero las decisiones estaban tomadas de antes. Son decisiones enormemente duras y que me han quitado muchas horas de sueño. Me ha costado mucho tiempo mentalizarme, pero hay que saber adaptarse a los tiempos. El romanticismo no entiende que haya una familia detrás. En cualquier caso, eso no quita para que siga ilusionándome e involucrándome en este mundo. Tengo mucha fe en Filiberto, por ejemplo, y desde mi posición de ganadero más que modesto, siempre intentaré aportar mi granito de arena como buenamente vaya pudiendo, de igual manera que para el resto de muchos y buenos amigos que este mundo me brinda”.1966256_1576075132629631_8467572448352175195_o

¿Temes que el toro pueda padecer también coronavirus?

“No es algo que me haya planteado, la verdad. De momento los animales no se están viendo afectados (al menos no de igual manera que las personas). En este sentido, al toro, veo todavía menos probable que pueda verse afectado (por hábitat, morfología, etc.)”.

¿Ves posibilidades de que se pueda reanudar la temporada o el año está perdido?

“Pues todo viene apuntando a que el año va a pasar en blanco. Yo quiero ser prudente en este sentido y esperar unas cuantas semanas más. Esperemos que la situación siga mejorando y que se pueda realizar algún tipo de festejos. En otros países están limitando los aforos y algo parecido se podría hacer aquí, siempre y cuando se encuentre una fórmula económicamente viable. No quiero creer que la situación sea buena y estable en verano y la administración deje pasar un mes tras otro sin dar una sola alternativa al sector. El problema es que tenemos menos fuerza y mecanismos de protesta que otros sectores. Menos optimista soy para las calles, para los festejos populares. No veo la manera de hacerlo de una manera segura, limitar aforos, etc….”.

¿Los festejos sin público televisados, incluso tentaderos en las ganaderías, son la solución al desastre?

“Recuerdo que una vez mi padre montó un festejo, una novillada con picadores (casi nada) en un pueblo de la provincia de Albacete, en una plaza de obra de 4 o 5 mil espectadores. Recuerdo que aquel día pude contar a las personas que asistieron al festejo. No llegaron a 200. Entendí todos los motivos por los que este espectáculo necesita del público, y no solo por lo económico. Lo toreros (y los toros) necesitan transmitir y para eso es necesario que haya un público que sea receptor y que vibre con ello. No lo veo viable cómo espectáculo, además que tampoco veo viable que las televisiones lo vean como una opción”.AAA.GRUPO-MERENCIANO1

Además de esa propuesta también se ha comentado la posibilidad de que en 2021 se puedan lidiar toros con seis años ¿Lo ves factible? ¿Crees que los toreros aceptarán?

“Bueno, mucho se está hablando de este tema. No creo que haya que poner a los toreros en esta discusión. El año que viene seguirán habiendo toros de 4 y 5 años que permitan los festejos de manera normal. Para los toros que pasen de esta edad, seguirá habiendo la misma salida y el mismo mercado que otros años. No nos olvidemos que los festejos populares supone la gran mayoría de los festejos en España. De hecho, son festejos más leales y mejor pagados que los que van a una plaza de toros, por lo que no creo que la gran mayoría de ganaderos se esté ni planteando ese debate”.

¿Propones alguna medida que pueda paliar este desastre?

“Es difícil. Todo pasaría por algún tipo de solución que fuera personalizada y que una persona, de manera individual, pudiera pagar por ella. Hace un par de años empecé una iniciativa similar a alguna que se está viendo estos días (https://www.facebook.com/sponsorbull/ ) para permitir que, quien quisiera, adoptara un toro de manera personalizada. Esto le permitiría ponerle un nombre, un número, programar visitas para verlo, incluso poder decidir su futuro. Contacté incluso con asociaciones animalistas y antitaurinas, para brindarles la oportunidad de hacer algo por los animales que tanto “protegen”. Todos me vinieron a responder que dónde estaba su beneficio en esa propuesta. En cualquier caso, como en toda época de crisis, seguro que salen nuevas y brillantes ideas”.  

¿Las buenas intenciones del Ministerio de Cultura para ayudar al sector taurino llegarán a buen puerto o serán un brindis al sol?

“Sinceramente……no lo veo. Desafortunadamente, por afecto o por defecto, el debate taurino está fuera de las mesas de los políticos. Tenemos que reconocerlo y ser conscientes de ello. En estos días que, políticamente, todo se hace con un sentido electoral, a casi ningún político le interesa hablar de los toros, bien sea en contra o a favor. Lamentablemente, todavía no hemos encontrado la fórmula de forzar este debate, ya que no tenemos la fuerza ni la palanca que otros sectores sí que tienen. Podemos decir que no hacemos corridas de toros hasta que no nos hagan caso, entonces nos darán una palmadita en la espalda. Igual si dejáramos de llevar toros a los pueblos, a todas las fiestas……. Imagínate que, en condiciones normales, nos plantamos y decimos que no llevamos toros a San Fermín…….., pero para eso tendría que haber una unidad que, a día de hoy, todavía no la hay. Es por ello que necesitamos una ley que proteja al toro bravo y se le clasifique como patrimonio único, de manera que no dependa de situaciones políticas a su alrededor. Imagínate, por ejemplo, que la Alhambra de Granada dependiera de quién gobierne para poder seguir existiendo tal y como está”.15325260_1835468263356982_1076741629504801350_o

¿Cuánto cuesta criar un toro?

“Sudor y lágrimas (Risas). No sé en otras ganaderías. Yo suelo calcularlo a unos 700-800€ por toro y unos 500-600€ por vaca al año, dependiendo de lo bueno o malo que sea el año en el campo con las lluvias.  Esto incluye la alimentación, saneamiento, mano de obra, instalaciones, etc. Luego también tienes que considerar un porcentaje de animales perdidos al año: peleas, enfermedades, muertes naturales….”.

Los antitaurinos se han congratulado porque van a ser muchos toros que no vayan a lidiarse por el coronavirus………

“No quiero hablar mucho de ellos. Es la demagogia personificada.  Los toros no se están lidiando por el coronavirus, pero acaban en un matadero en su lugar, ¿no? Si eso les pone contentos…. No creo que los veamos en las puertas de los mataderos organizando protestas. En cualquier caso, como digo, cuanto menos caso se les haga y menos importancia se les dé, mejor”. 

Y algunos taurinos también se han alegrado…. ¿Está el enemigo dentro?

“Buff, este análisis daría para un libro entero. Si te puedo decir que durante este tiempo he recibido alguna llamada con propuestas de compra-venta a la baja, debido a la crisis. Me ha sorprendido mucho que haya alguien que se quiera aprovechar de la situación para sacar beneficio de alguna operación. Afortunadamente, en mi caso, son casos muy aislados, ya que quién nos conoce mínimamente y conocían a mi padre, saben que nosotros no entramos en este juego. En épocas difíciles, afloran lo mejor y lo peor de las personas, y el sector taurino no es una excepción. Creo que todo pasa por la misma solución, unidad y regulaciones claras y específicas…”.8243_1428743034029509_1587049592_n

¿Sabrá el sector adaptarse a la nueva situación o seguirá tres pasos por detrás de los tiempos como siempre?

“Llevamos mucho tiempo donde hace falta adaptarse a las nuevas situaciones.  Quizás lo que no se ha hecho antes, por dejadez o voluntad de no cambiar las cosas, se tenga que hacer ahora de manera forzosa, impuesto por esta situación de crisis.  Hay que encontrar una fórmula para dar festejos. A las arcas municipales ya maltrechas por la crisis anterior, ahora les viene una situación peor, por lo que si ya había pocas ayudar para realizar festejos, ahora éstas van a ser todavía menores. Donde había 2 festejos, ahora habrá 1, y donde había un festejo, hay que trabajar para que, al menos, haya algún tipo de espectáculo. Por otro lado, hay que aprender a llevar a la gente a las plazas para hacer viables los festejos. Poco o nada se ha hecho en esta dirección últimamente. Hay que cuidar mucho los detalles de los festejos en las plazas y hacerlos atractivos al público, tanto económica como artísticamente. Igual voy a decir una herejía para muchos, pero a mí me regalan una entrada para alguna corrida de toros de figuras que ha habido por la Región, y no voy a verlas. Si te das cuenta, los festejos populares han tenido un crecimiento debido a que se ha sabido buscar una viabilidad económica para hacerlos y se ha cuidado debidamente al toro…….los toros con más presencia acaban, paradojamente, en las calles……igual teníamos que aprender un poco de esta parte de la fiesta”.

¿Confías en la unión del sector si nunca ha estado unido?

“Pues es complicado, de partida habría que separar empresarios de apoderados y ganaderos. Es la única manera en la que podría haber unidad de los diferentes profesionales. De lo contrario, es muy difícil que pueda haber unión. No es posible que grandes sociedades donde entran empresarios, apoderados y ganaderos tengan el control de las ferias. No es posible que en el mes de marzo estén cerradas el 70% de las ferias y con carteles que son copias unos de otros. Siempre se habla de unidad, hasta que uno es capaz de entrar en ese círculo, entonces que aprieten los que vienen detrás que ¡yo ya tengo mi posición privilegiada!”.

Dice nuestro amigo Marcial que la catarsis es lo mejor que puede pasar, porque solo se puede hacer una cosa después, renacer. ¿Renacerá la fiesta después de esto? ¿Volverán los tiempos gloriosos?

“Sin duda, históricamente, después de una crisis, siempre vienen tiempos de gloria. Sabremos aprender de esto y saldremos fortalecidos. Estoy convencido. Además, si lo dice Marcial, no hay más que decir (Risas)”

Gracias Antonio, un saludo. Ojalá venga pronto esa catarsis que ponga otra vez a la fiesta en el lugar que se merece.

“Muchas gracias a vosotros. Un abrazo para todos”.1500984104_694095_1500985754_noticia_normal

Fran Pérez @frantrapiotoros