JUAN CARLOS MARÍN DE “EL QUITE”: “LE PIDO A JOAQUÍN CABALLERO QUE RECONSIDERE LA SITUACIÓN POR EL BIEN DE LA FIESTA EN CALASPARRA”

La fiesta de los toros va a atravesar uno de los momentos más críticos de su historia. El toro de Wuhan viene pidiendo capotes de entendimiento, muletas de unidad y mano baja contra sus arreones de manso pregonao. Si no encuentra eso en el albero, se va a hacer el rey y lo tendremos cual novillo de Partido de Resina en “La Caverina”. No se recogerá ni con maroma.

Los aficionados a los toros sabemos que la suerte de la unidad y las faenas a favor de obra no son el gran fuerte del sector, por eso somos escépticos ante las soluciones que propongan para meter a este toro al desolladero, y más cuando esas soluciones siempre las paga el más débil, el que pasa por taquilla. Pero nunca es tarde si la dicha es buena. Siempre se está a tiempo de cuajar la gran faena que todos esperamos.1-13

Para hablar sobre el tema y de otras cuestiones de la actualidad taurina, en esta ronda de entrevistas que les estamos ofreciendo en ElMuletazo.com, nos hemos puesto en contacto con Juan Carlos Marín, presidente de la Asociación Taurina “El Quite de Calasparra”.

¿Volverá a ser la tauromaquia igual después de esto?

“Bueno yo tengo confianza en que siga igual tal y como la hemos conocido, estamos viviendo como un invierno interminable sin festejos taurinos. Los propios taurinos tenemos que velar para que la tauromaquia siga igual cuando todo esto pase”.

¿En qué crees que va a afectar al aficionado a los toros?

“El coronavirus no nos está dejando a los aficionados vivir de primera mano el mundo del toro. El verdadero aficionado sigue ahí, deseando que pase esta pesadilla y volver a las plazas de toros. Pero por desgracia, cada vez quedan menos aficionados porque el mismo sistema taurino ha aburrido a muchas personas que antes eran aficionados, pero de ver ciertos comportamientos de empresas y figuras del toreo han desistido de este espectáculo. Pienso que el mundo del toro se tiene que mantener con aficionados de verdad, porque el público lo mismo está que no está, le da igual todo, y en estos momentos temo que la alarma social haga que ese grupo de personas no asista a las plazas de toros porque no tiene la afición necesaria”.

¿Tienes confianza en que el sector reaccionará o quedará inmóvil ante semejante desastre?

“Viendo lo visto en los últimos años confianza tengo poca, pero inmóvil no se puede quedar. Creo que el sector taurino está obligado a reaccionar si no queremos dejar la fiesta de los toros súper reducida. Todos los sectores del mundo del toro tienen que ceder para hacer cambios que beneficien el espectáculo en su conjunto, y así hacerlo más atractivo para que la gente vuelva a las plazas de toros. Hay que bajar los precios de las entradas (barbaridades como las que se iban a cometer en Cehegín con precios carísimos son inadmisibles), las figuras del toreo no pueden seguir pidiendo unos honorarios tan altos en cualquier plaza, los aficionados queremos ver salir por chiqueros un TORO de verdad, íntegro y serio, queremos que las figuras del toreo de una vez por todas se enfrenten a todas las ganaderías y a todos los encastes de la cabaña brava, las administraciones también tendrán ayudar bastante. Los costes de cualquier festejo taurino están por las nubes y eso está llevando a que no sea rentable hacer festejos de promoción, novilladas y corridas de toros en muchos lugares”.78487495_1446054438876546_4528273879478566912_n

¿Piensas que la temporada se retomará o pasará en blanco?

“Creo que va a ser una temporada a medias, estoy seguro que se retomará en cuanto las autoridades lo permitan. De momento hemos perdido numerosos festejos taurinos que habían programados, la feria de Castellón, Valencia, Sevilla, Madrid, etc…de éstos algunas ferias puede ser que se organicen más adelante y otras quedarán suspendidas definitivamente. Es una auténtica tragedia para tantos profesionales que viven del mundo del toro, toreros, banderilleros, mozos de espadas, apoderados, empresarios…pero especialmente para los ganaderos que tenían corridas reseñadas para esos festejos y ahora han quedado en el aire, teniendo que seguir alimentando a todos esos animales sin saber cuál será su destino final”.

¿Qué ilusiones tenías en este principio de temporada y que esta alimañosa pandemia no nos ha dejado ver?

“Teníamos puestas muchas ilusiones, en la Asociación Taurina El Quite de Calasparra teníamos organizado un viaje a Castellón para ver la ganadería de Daniel Ramos y la corrida de toros de D. Adolfo Martín el 15 de marzo, actividad que tuvimos que suspender porque el coronavirus ya estaba atacando. También nos ha privado de hacer una conferencia muy interesante que teníamos preparada para el mes de marzo sobre el aniversario de la muerte de Joselito El Gallo, y la Jornada Taurina de Convivencia prevista para este mes de abril tampoco la vamos a poder hacer. A nivel general, nos quedamos sin poder ver además algún cartel interesante de Valencia, la corrida de Victorino de Sevilla, la reaparición de Rafaelillo en Arles (Francia) con los Miuras, no podremos ver a Talavante con la corrida de Adolfo en San Isidro, etc..”.

Antes de ésta situación económica, ¿se puede decir que la Calasparra taurina ha sufrido este invierno su particular coronavirus?

“La verdad es que ha sido un invierno taurinamente desagradable en Calasparra por el tema de la plaza de toros. Los aficionados de aquí quizás lo vemos de otra manera, porque venimos acostumbrados a muchos avatares durante bastantes años. Hay muchos aficionados cansados de estar viviendo todos los años esta misma situación”.

Aunque parece ya tarde, ¿crees que todavía hay tiempo de solucionar las cosas o nos tendremos que sentar en la portátil si la pandemia nos deja?

“Tiempo creo que si hay, yo le pido a Joaquín Caballero que reconsidere la situación por el bien de la fiesta de los toros en Calasparra. Para los aficionados de Calasparra es muy duro pensar que tal y como están las cosas ya no veremos los festejos taurinos en la centenaria plaza de toros de La Caverina. Yo soy aficionado a los toros desde que tengo uso de razón y desde mi infancia no he faltado a ningún festejo en Calasparra. Le tengo un cariño muy especial a nuestra plaza de toros. Hay veces que en la vida hay que tomar decisiones difíciles por el bien de este mundo que tanto amamos. Las negociaciones entre propiedad de la plaza y el ayuntamiento están rotas desde hace algún tiempo, ahora se abre un nuevo camino que nos llevará a ver la feria de novilladas de Calasparra en una plaza de toros portátil y posteriormente en una nueva plaza de toros multiusos que se tiene previsto construir. Desde aquí, si en algo puedo ayudar para solucionar este tema pueden contar conmigo. Pero si no hay coherencia por parte de la plaza de toros de Calasparra, nos veremos sentados en la portátil con permiso del coronavirus. Todas las Asociaciones Taurinas de Calasparra apoyamos al Ayuntamiento en este tema”.

¿Se ha resentido la imagen de la feria con esta situación?

“Es una situación que no beneficia nada. En los cinco últimos años se viene trabajando muy bien por la Feria Taurina del Arroz de Calasparra, seguro que hay cosas por mejorar, pero desde el respeto creo que todos los sectores taurinos de Calasparra podemos llegar a un acuerdo. Aquí no sobra nadie, asociaciones taurinas, mesa de trabajo, ayuntamiento, aficionados, empresa y propiedad de la plaza, podríamos trabajar juntos por el bien de nuestra feria. Lamentablemente esto a día de hoy es imposible. Los últimos movimientos empresariales taurinos sin duda han creado mucha incertidumbre entre ganaderos especialmente. Muchos aficionados nos preguntan asustados por el futuro de feria cuando ven tanto movimiento incierto, y todos estos problemas no ayudan en nada”.23117074_10209831585256775_8977967752625519785_o

Pese a todo, parece que la feria mantendrá su nivel ¿te gusta el elenco ganadero presentado?

“Me encanta el elenco ganadero para este 2020. Los aficionados de Calasparra y todos los que nos visiten del 3 al 8 de septiembre podremos disfrutar de seis ganaderías del gusto del verdadero aficionado, por la variedad de encastes y porque son seis ganaderías de categoría. Un privilegio poder tener en Calasparra los patas blancas de Barcial, los Saltillos de José Joaquín Moreno Silva, los Miuras, los Veraguas de Prieto de la Cal (que es una de las ganadería que más aficionados ha llevado a la plaza en los últimos años), los santa colomas de Felipe Bartolomé y Fuente Ymbro. Desde la Asociación Taurina “El Quite de Calasparra” venimos demandando este tipo de ganaderías y de encastes, por lo tanto estamos enormemente contentos”.

Pepe Vélez ha dejado el pabellón alto en cuanto a apoyo institucional a la tauromaquia en Calasparra ¿seguirá esa tónica con la nueva alcaldesa?

“Espero que así sea. Es una gran persona, aficionada a los toros y además tiene unos compañeros en el equipo de gobierno que son muy taurinos. La verdad es que hay que agradecer la gran labor que ha hecho Pepe Vélez desde que en 1999 entró como concejal de festejos al ayuntamiento de Calasparra y posteriormente como alcalde, el nivel lo ha dejado muy alto. Nosotros estamos deseando poder tener una reunión con la nueva alcaldesa de Calasparra para hablar de temas taurinos, con esta situación que tenemos actualmente ha sido imposible. Le va a tocar lidiar una nueva etapa taurina bastante movida. Le deseo muchísima suerte”

Fran Pérez @frantrapiotoros