CARLOS PACHECO: “EL SECTOR TAURINO ES AHORA MISMO UN DRAMA, COMO TODO EL PAÍS”

La temporada taurina 2020 será recordará porque al ruedo de las plazas de toros salió el toro más difícil al que el ser humano se ha enfrentado hasta la fecha. El “coronavirus” está haciendo estragos, ya no solo por la cantidad de vidas humanas que se está llevando, sino también por la extensa cornada económica que todavía sigue rompiendo vasos y músculos sin cuartel.

A la fiesta de los toros le ha seccionado por completo la femoral. El sector está perdido buscando a un García Padrós que lo suture. Las pérdidas son millonarias. Por pronto que se estabilice la pandemia, el riego a la pierna, siendo muy optimistas, no volverá hasta septiembre, si es que vuelve, porque ya se maneja el escenario de una temporada en blanco, algo que no se quiere decir, pero cada día, con más fuerza, cobra más peso.

El Covid-19, como en todas las crisis, va a afectar a los más desprotegidos en todos los ámbitos. En la tauromaquia hay una larga lista de ganaderos, toreros modestos, subalternos, picadores y mozos de espadas que lo van a pasar, lo están pasando ya, muy mal. Es tiempo de espera, de ver cómo evolucionan las medidas para frenar al bicho que mata por neumonía, con la esperanza de encontrar una solución que acabe con está absoluta incertidumbre.

En Cehegín espera Carlos Pacheco. Un subalterno de los buenos, de los que dirigen la lidia fenomenalmente. Los que lo vieron en la última novillada de Miura en Calasparra estarán de acuerdo. Mando en plaza cuando todo parece caos.

Pero este toro no se ve y saca la jindama que no producen los Miuras o los Escolares a los que se enfrentaban Octavio Chacón y Fernando Robleño, toreros, entre otros, con los que Carlos Pacheco ha tenido la suerte de torear: “Mi mujer está embarazada y da a luz en 15 días. Estamos asustados”

Carlos espera la llegada de un niño con la esperanza del lema “Todo saldrá bien”, que pinta junto a su hija de 3 años, en estos días de confinamiento. El nuevo valiente vendrá al mundo en el hospital de Caravaca de la Cruz, seguro que repleto de valentía, de tal palo tal astilla, que le dicen.Screenshot_20200401-134243_WhatsApp

Mientras el niño decide irse a portagayola, Carlos trabaja en la compra-venta de cítricos, su otro sustento: “Yo no soy de los que torean mucho, mis ingresos principales vienen de mi trabajo diario. El suplemento del torear pues me viene muy bien para el desahogo familiar, gastos de hipotecas, y muchos gastos que se tienen hoy en día para poder salir adelante”

El subalterno tiene claro que ahora ese suplemento va a tardar en llegar. Los espectáculos públicos van a tardar en autorizarse y el sector va a sufrir: “Ahora que no estamos toreando, en estos días que vienen, tendremos que apretarnos el cinturón y dejar de lado cosas que antes podías hacer. Vienen tiempos difíciles”

El optimismo ante la situación siempre florece, y más de alguien que está deseando volver a las plazas, pero ese optimismo es cada vez menor al ver que la situación va cada vez a más: “Lo veo difícil, espero que me equivoque Y que la cuarentena acabe tal como dice el gobierno, el 12 de abril. Creo que después, poco a poco, iremos haciendo vida normal y en verano ya podamos empezar a torear, eso será señal de que la pandemia ha desaparecido. Ojalá acabe pronto esta pesadilla que estamos viviendo”

Dentro de lo malo, siempre hay una enseñanza positiva. No todo es ruina: “Los lazos familiares se estrechan y te das cuenta del valor que tienen cosas que antes podías hacer y ahora no puedes, algo tan simple como pasear, ver la familia, amigos, la importancia de la sanidad en nuestro país. Es algo que tenemos que cuidar y valorar”

En cuanto a la crisis taurina Carlos Pacheco apuesta por analizar la situación y buscar medidas para que el espectáculo siga vigente y la gente pueda acudir a las plazas: “El sector taurino es ahora mismo un drama, como todo el país. Habrá que estudiar y dar solución a muchas cosas, el ganadero, los toreros, todos los que formamos parte de espectáculo, todos, tenemos que ser conscientes de esta situación excepcional y favorecer que se celebren festejos y que el público vaya a ellos”

Carlos tenía previsto torear esta temporada algunos festejos con Octavio Chacón, con Filiberto, con Juanito y con varios novilleros con picadores, además de ser director de lidia en festejos populares.166264

Fran Pérez @frantrapiotoros