SUTULLENA TENDRÁ QUE ESPERAR

El pasado lunes 23 de marzo era su día. Después de casi 9 años esperando, las máquinas iban a entrar en sus entrañas para volver a darle el esplendor que tuvo y que un terremoto se llevó en cuestión de minutos.

Por fin llegaba su momento agarrado de la mano de la ilusión de todos aquellos que han luchado para que llegara. Pero cuando parecían pasados los golpes de la indiferencia, de la especulación, de las elecciones y de la lentitud administrativa, llegó, cuando nadie lo esperaba, otro de los golpes más duros que va a retrasar, de nuevo, su día de gloria.

La reconstrucción de la plaza de toros de Lorca, como tantas inversiones, tendrá que esperar. Los acontecimientos sanitarios que sufrimos hacen que ahora sea prioritario la rehabilitación de vidas humanas, el restablecimiento de la rutina, el arreglo de la economía y la reparación de un sistema sanitario nacional que un virus salido de Wuhan ha puesto en jaque mate.

Con semejante panorama parece una utopía, que tras la ruina que va a dejar esta pandemia, se hable ahora de recuperar una plaza de toros que cuenta con una subvención de 1,8 millones de euros de la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma de Murcia a través del Plan Director para la recuperación del Patrimonio Histórico de Lorca tras los terremotos de 2011.

Un presupuesto, que en las circunstancias en las que nos encontramos, se entendería perfectamente que fuera ahora destinado a recursos e infraestructuras sanitarias, o a medidas para remendar los bolsillos del contribuyente.plaza-toros-kSeD-U100227504118nB-624x385@La Verdad

El anhelo de los aficionados por ver la apertura del Coso de Sutullena deberá ralentizarse, pero no olvidarse. Cuando todo vuelva a su sitio, esta inversión que hace el Ayuntamiento de Lorca y la Comunidad de Murcia se recuperará (seguro que con el visto bueno del Banco Europeo de Inversiones, que es el que concede la subvención) para que la cultura taurina vuelva a tener el sitio que merece en la ciudad del sol.

Y es que una plaza de toros, en pleno corazón de la ciudad, remozada y renovada, además de corridas de toros, puede acoger eventos de todo tipo, que además de enriquecer la cultura, también hacen que la hostelería, que tanto esta sufriendo los efectos de este toro llamado “coronavirus”, pueda respirar.

Pese a los sinsabores, pese a lo duro que está siendo para todos y el esfuerzo que estamos haciendo para salir de está, no es el momento de ver la vida pasar. Eso solo consigue que los sueños mueran en nuestros miedos. Y si los sueños y las ilusiones no existen, es como perder más vidas mientras que estamos en este mundo.

Todo saldrá bien.

#Quédateencasa

Fran Pérez @frantrapiotoros