LA CRISIS DEL COVID-19 SE CARGA LAS FERIAS DE FALLAS Y CASTELLÓN Y AMENAZA AL FESTIVAL DE LA AECC EN MURCIA Y EL FESTEJO DE CEHEGÍN

La crisis sanitaria del coronavirus ha provocado que el Gobierno de España haya decidido «aplazar» las Fallas de Valencia y la feria de la Magdalena de Castellón, según ha informado el presidente de la Generalitat Valenciana en una rueda de prensa en la noche del martes 10 de marzo.

Ximo Puig ha indicado que la intención de la Comunidad, y de los Ayuntamientos de Valencia y Castellón, es celebrar estas ferias cuando la situación sanitaria lo permita.

Esta decisión provoca la suspensión de los festejos taurinos anunciados en la plaza de toros de Valencia con motivo de las Fallas, y del coso de Pérez Galdós en Castellón con motivo de su feria de la Magdalena.

En Valencia estaba anunciado el torero de Lorca, Paco Ureña, el miércoles 18 de marzo para estoquear la corrida de toros de Garcigrande en compañía de Enrique Ponce y Miguel Ángel Perera. Dos días después, el de la pedanía de La Escucha estaba anunciado en Castellón para estoquear también los toros de Justo Hernández en compañía de “El Juli” y José María Manzanares.

En Castellón también estaba anunciado el novillero de Torre Pacheco, Víctor Acebo, el martes 17 de marzo, para participar en una de las dos novilladas sin picadores del serial de la plana.

Las empresas de Simón Casas en Valencia y Matilla en Castellón deberán esperar a saber las nuevas fechas de celebración de estos seriales, y tomar la decisión de suspenderlas definitivamente o recomponer los festejos y anunciarlos en las nuevas fechas programadas. En las próximas horas se reunirán con representantes de la Comunidad Valenciana para consensuar el aplazamiento.

Estos festejos taurinos no son los únicos que quedarían suspendidos en este inicio de temporada. Todo hace indicar que las novilladas que iniciaban la temporada en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid también serán canceladas, y los festejos de Semana Santa del Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección están en jaque.

Menos probable parece la suspensión de San Isidro, porque para esas fechas se espera ya una estabilización de la crisis del virus, algo que también podría pasar con la feria de Abril de Sevilla, cuyo festejo con más probabilidad de cancelarse, o aplazarse, sería el del Domingo de Resurrección.

La feria de Arlés, en Francia, donde reaparece “Rafaelillo”, tiene mucha probabilidad de suspenderse, ya que el Gobierno Francés ha prohibido los espectáculos de masas que susciten el interés de más de 1000 personas en todo el país hasta el 15 de abril.

En Murcia, el festival a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer del 29 de marzo en  La Condomina y la corrida de toros del 4 de abril en Cehegín, penden de un hilo. Su celebración o no depende de las medidas que adopte la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Región de Murcia.

El Consejero Manuel Villegas admitió en el día de ayer que el Gobierno de Murcia es partidario de tomar medidas antes de que haya una transmisión comunitaria clara. En las próximas horas, la Consejería de Sanidad de Murcia anunciará decisiones encaminadas a evitar la concentración de grandes multitudes, que irán en sintonía con las que ya han tomado otras comunidades autónomas.

Los eventos deportivos en la Región, desde este próximo fin de semana, van a suspenderse o celebrarse a puerta cerrada tal y como indicó el Ministerio de Sanidad en su batería de medidas para la contención del coronavirus.

Fran Pérez @frantrapiotoros