PACO UREÑA LE CORTA UNA OREJA A UN EXIGENTE TORO DE LA VENTANA DEL PUERTO EN LIMA

La plaza de toros de Acho, en Lima, acogía este domingo, 10 de noviembre, la segunda corrida del abono del Señor de los Milagros 2019. En el festejo trenzaban el paseíllo Miguel Ángel Perera, el lorquino Paco Ureña, en su vuelta a la plaza de toros de Acho, y Joaquín Galdós. Se lidiaban toros Santa Rosa de Lima y Sánchez Arjona, estos últimos remiendos de los anunciados de El Olivar y la Viña, que fueron retirados por el ganadero, pese a estar aprobados, por una discusión con la empresa y los espadas actuantes.

Abrió el festejo un toro ensabanado de Santa Rosa de Lima que recibió Miguel Ángel Perera con un buen ramillete de verónicas rematado con una media. El toro, terciado, cumplió en los primeros tercios. En banderillas destacó el banderillero Dennis Castillo, que saludó tras ejecutar dos arriesgados pares. El toro peruano llegó noblón pero falto de entrega a la muleta, condición por la cual Miguel Ángel Perera quedó prácticamente inédito. Voluntarioso el extremeño acabó con el animal de pinchazo hondo y descabello y fue silenciado.

75258493_1012574059092808_2646915098152534016_n75061074_1012574105759470_7528541524825473024_n73301828_1012574112426136_6102614122015227904_n

Paco Ureña vio como el primer toro de su lote era devuelto a los corrales por considerarlo el respetable falto de trapío y seriedad, además de estar al límite de fuerza. Corrió turno el lorquino y salió el toro que estaba preparado en quinto lugar, de Sánchez Arjona. El de Lorca lo paró con vistosas verónicas. La lidia del toro en los tercios de varas y banderillas pasó sin pena ni gloria. El de Sánchez Arjona llegó a la muleta noble, pero escaso de chispa. Ureña instrumentó buenos pasajes de derechazos, puros y muy entregado pero el toro fue a menos. Por el izquierdo no llegó el lucimiento porque el toro no tenía recorrido. Un metisaca, una estocada y un golpe de verduguillo dejaron la faena en un respetuoso silencio.

73504878_1012586242424923_3031583892579549184_n74877394_1012586155758265_6552890723732029440_n75375541_1012586232424924_3982880773110759424_n

Joaquín Galdós salió a darlo todo desde el principio y se fue a portagayola a recibir al tercero. Tras el arriesgado recibo dejó verónicas con mucha garra que encendieron al público peruano. Quitó por chicuelinas para llevar el toro al caballo y con su actitud arrolladora se metió a sus paisanos en el bolsillo. La faena fue de entrega total. Galdós comenzó de hinojos en un trasteo donde la ligazón en los primeros derechazos del trasteo convenció a todos. Luego todo se fue a menos porque el colaborador toro de Santa Rosa perdió ímpetu. Muy voluntarioso, Galdós dejó para rematar una estocada baja que fue suficiente para que el toro se fuera al desolladero y él paseara la primera oreja de la tarde.75348903_1012601652423382_3601293772337446912_n74893765_1012601835756697_5276463083726831616_n74274786_1012601429090071_7825923402543136768_n

El cuarto, del hierro de Santa Rosa de Lima, fue un ejemplar noble, y terciado con el que Miguel Ángel Perera lució en un quite por tafalleras de mucha quietud. El extremeño sacó su artillería con la muleta, donde dejó pasajes de mucha firmeza y mano baja. La faena comenzó con cambiados por la espalda donde el torero se ajustó mucho al animal. El toro se paró pronto y Perera se pegó el arrimón. Gustó al personal con muletazos de cara a la galería y desplantes. La espada le cayó baja y todo se quedó en una vuelta al ruedo.

76642392_1012618375755043_1997470606538309632_n74268507_1012618459088368_1655070715575009280_n75610654_1012618299088384_4501976572114239488_n

El quinto fue un sobrero de Ventana del Puerto, con kilos y presencia. El animal, reacio a embestir en el capote de salida, se arrancó como un tejón al caballo de picar donde empujó con fuerza en una vara emotiva. Tras el tercio de banderillas, Paco Ureña brindó la muerte del animal al torero murciano, Emilio Serna, presente en el callejón de la plaza de toros de Acho.

El de Lorca inició la faena con unos doblones de gran calidad para después cuajar al toro por unos extraordinarios derechazos que sacaron los oles más profundos de la tarde. La ligazón se mezcló con la gran composición del torero y el público vibró con los muletazos de un Ureña en vena. Con la izquierda, el lorquino acortó las distancias y sacó naturales profundos de uno en uno. El toro se paró y la faena bajó intensidad. Paco Ureña entró a matar de manera sensacional y dejó una estocada arriba que tiró al toro sin puntilla. El público no dudo en pedirle el trofeo que fue concedido inmediatamente por el usía.73495110_1012632455753635_5950144771577085952_n74624063_1012632462420301_2645200272330063872_n75424702_1012632575753623_1910227167782895616_n74271985_1012632449086969_7389083472867885056_n

Con el sexto, Joaquín perdió la puerta grande por el mal manejo de los aceros tras una faena llena de garra al noblón sexto, de Sánchez Arjona, que cerró el festejo.

Voluntariosa labor del peruano que armó un trasteo sincero en busca del triunfo. Sacó muletazos estimables por ambos pitones pero en el último momento, el mal uso de la tizona se le cruzó y el triunfo quedó aparcado.

Ficha:

Plaza de toros de Acho, Lima (Perú). Domingo 10 de Noviembre de 2019. Segunda corrida del abono del Señor de los Milagros.

Toros de Santa Rosa de Lima y Sánchez Arjona (2º y 6º) El 5º, un sobrero de Ventana del Puerto, fuerte y exigente.

Miguel Ángel Perera: Silencio y Vuelta al ruedo.

Paco Ureña: Silencio y Oreja.

Joaquín Galdós: Oreja y Palmas.

Entrada: Media plaza.

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Plaza de toros de Acho – Casa Toreros