CARAVACA HOMENAJEA AL TORERO DE LA EMOCIÓN CON UNA YA ETERNA DECEPCIÓN

El salón de los espejos del Ateneo de Caravaca de la Cruz (Círculo Mercantil – Halcones Negros), situado en la plaza del Arco de la ciudad murciana, acogerá el próximo viernes 18 de octubre un homenaje al gran torero local Pedro Barrera.

Bajo el título “El Torero de la Emoción”, su hija, María José Barrera descubrirá la grandeza de un torero que alcanzó notable fama y prestigio en la década de los cuarenta del pasado siglo y que llevó el nombre de Caravaca de la Cruz a gala por todos los sitios donde toreó.Pedro-Barrera_calle

Pedro Barrera Elbal nació en Caravaca de la Cruz el 24 de junio de 1912, falleciendo el 21 de agosto de 1977 en la finca que había adquirido en su ciudad natal. Su andadura por los cosos de la Región comenzó en mayo de 1932, cuando actuó, de manera sobresaliente, en Caravaca, junto a su paisano Julián Medina. Al año siguiente triunfa en Cieza y Vélez Rubio.

En 1934 se destapa como novillero recorriendo numerosas plazas. En marzo en Cartagena; en junio y julio en su pueblo natal; en agosto, en Zaragoza, donde sufre una cogida leve, interviniendo posteriormente en Cehegín, donde consigue un sonado triunfo. Al año siguiente, vuelve a Caravaca e inaugura la plaza de Águilas.

En 1936 repite de nuevo en Caravaca, donde vuelve a triunfar. Pasa después a Madrid, compartiendo cartel con Neira y Torerito de Triana. Dado su buen hacer es contratado para una nueva corrida en dicha plaza.

Con la guerra civil empezada, Pedro Barrera tomará parte en diversos eventos taurinos con carácter benéfico, tanto en Murcia como en los cosos del Noroeste de la Región de Murcia.

Entre 1939 y 1940 torea en cosos de la Región y en Madrid, donde sufre una cogida.

Tras demostrar su valía, llega su gran año en 1941. En los primeros meses torea en Murcia, Valencia y Pamplona. El 25 de julio de este año tomaba la alternativa en Valencia, de manos de José Mejías ‘Bienvenida’,  actuó como testigo Manuel Rodríguez Sánchez, “Manolete” frente a toros de Caridad Cobaleda.Pedro Barrera-1

El 9 de octubre de ese mismo año confirmó la alternativa en Madrid, siendo su padrino Marcial Lalanda y dando testimonio de la efeméride ‘”Bienvenida’” y “Manolete”.

Para el recuerdo quedará la tarde del 9 de octubre de 1943 en Caravaca de la Cruz donde se enfrentó en mano a mano junto a Manuel Rodríguez “Manolete”.

En sus últimos años de carrera alterna grandes actuaciones, con graves cogidas como la de Gijón en 1942, o la de Madrid en 1944.

El 16 de abril de 1949 actuó por última vez en la plaza de toros de Lorca junto a Pepe y Luis Miguel Dominguín en la lidia de toros de la viuda de Molero.Cartel-100

Este homenaje a Pedro Barrera se encuadra dentro de los actos de la feria de Caravaca 2019 que vuelve a quedarse sin festejos taurinos un año más.

La bella plaza de toros de esta localidad sigue cerrada. El nuevo equipo de gobierno, con el popular José Francisco García y sus socios de Ciudadanos al frente, tampoco ha apostado por el regreso de las corridas de toros a Caravaca pese a tener ofertas de empresarios interesados en recuperar los festejos taurinos en las fiestas de octubre.Plaza de Toros Caravaca

Ojalá que pronto la grandeza de Pedro Barrera también se refleje en la plaza de toros de su pueblo, y que sus gobernantes recuperen, y sus paisanos disfruten, de una cultura legal que el ilustre Pedro engrandeció. 

@elmuletazo