“HASTA LUEGO MARICARMEN” por Fran Pérez

Otro año más los aficionados a los toros de la Región de Murcia no hemos podido ver ni una sola corrida de toros en la televisión autonómica regional. Los toros en directo  en la 7RM no existen. En la televisión de los murcianos, el “todos” se queda atrás para apartar a los taurinos. Supongo que pensarán que un partido de fútbol de tercera división (incluso tres en el mismo día) o cualquier desfile de moros, cristianos y otras especies autóctonas locales, interesa más en esta bendita tierra. Pero llámenle complejos o Grupo Secuoya, gestor de la 7.2

Aunque esta televisión autonómica es especial, ya que se privatizó en el año 2014, también es verdad que el Gobierno de la Región de Murcia está permanentemente detrás de muchos  de los contenidos que en ella se ofrecen. Por eso, sorprende que desde las altas esferas políticas regionales, esas que se hacen la foto cuando ven a cualquier torero andante o que llevan en su programa electoral la defensa de la fiesta de los toros, no se haya dado a entender a los responsables de esta televisión que la fiesta de los toros es Bien de Interés Cultural en la Región y que esa declaración implica que la fiesta de toros cumple con el concepto de patrimonio inmaterial, ya que los usos, representaciones, conocimientos y técnicas promueven el respeto por la diversidad cultural y creatividad humana.

Queda claro, que la tauromaquia en la Región de Murcia, en lugar de tratarla como la verdadera cultura y cuidarla, defenderla, protegerla y divulgarla está utilizada como elemento de postureo e instrumento para que el que no ve más allá de cuatro colores meta el sobre en la urna y «hasta luego maricarmen»

Lo peor es que muchos taurinos se dejen llevar por ese juego. Y de aquellos barros estos lodos.104 copia

Tanto es así, que este año, en el XXX Aniversario de la Feria Taurina del Arroz de Calasparra, ya es que no se haya emitido ninguna novillada, es que no se ha dado ni un encierro. Muchos de los interesados han tenido que recurrir a las televisiones locales, que emiten por internet, para ver las calles repletas de gente alrededor del rey de la fiesta, el toro. Aficionados de fuera de Murcia alabando las bondades de esta feria y en Murcia escondidas o tapadas por algo que huele a artimaña política que tira para atrás.IMG_20190909_180055_775

Y mientras, la televisión de Castilla La Mancha con la fiesta de los toros por bandera. El “XX Certamen de Novilladas Alfarero de Oro 2019” que retrasmite en abierto Castilla la Mancha Media ha vuelto a batir récord de audiencia con más de 415.000 espectadores en total, según FORTA. Pero además, cada semana, los festejos taurinos que se dan en esta comunidad autónoma son líderes de audiencia cada tarde. Todo un éxito que si coloca a la fiesta en el lugar que merece.

Sin irnos más lejos, en la Andalucía que ahora maneja Moreno Bonilla y sus socios de Ciudadanos y Vox, se han recuperado los festejos taurinos en Canal Sur por todo lo alto con audiencias líderes, también en las novilladas sin caballos del verano, que son todo un ejemplo de promoción y divulgación de la tauromaquia y en donde han sido acogidos y triunfadores novilleros murcianos.

ECUJtaDWwAAg_rt
Los toros líderes de audiencia de Andalucía y Castilla La Mancha

La Comunidad de Madrid, donde también se gobierna al estilo Murcia, tiene espacio para la tauromaquia con la emisión de corridas de toros de alto interés para el aficionado en Telemadrid.

El próximo año la Comunidad de Murcia deberá sacar a concurso la explotación del canal autonómico ya que el contrato de la actual concesionaria, la empresa Secuoya, expira el 30 de abril.

Habrá que estar muy atentos a la redacción del pliego de condiciones y de donde se sitúa a la fiesta de los toros en la ventana al mundo de la Región. Al igual que la Semana Santa, que el deporte y que las fiestas y tradiciones de esta Región, la tauromaquia, como BIC, debe encontrar la puesta en valor que va unida a esa declaración y proyectarse por esa ventana, ya que como dice la frase “lo que no sale en televisión no existe”.

Eso, además de los políticos, se lo debería aplicar también el sector taurino. Muchas veces emitir una corrida de toros en televisión se hace totalmente inviable por los altos costes de derechos de imagen. Y es que en una corrida de toros televisada, cobra la empresa, cobran los toreros, cobra el ganadero, cobran las cuadrillas, cobra el mozo de espadas y cobra hasta el ayuda del mozo de espadas, si, hasta el ayuda. Como sigan así un día va a salir el toro poniendo la mano.

Hablando de televisión, las corridas de toros que emitía la televisión pública de España, TVE, antes que las presiones antitaurinas, se las cargaron los propios integrantes de la fiesta de los toros. La avaricia rompió el saco y en ese desierto va a ser difícil que florezca, pero que tengan cuidado con Movistar, que está deseando cerrar el canal de pago de Toros, que ya ni promociona y que cada día sube el pecio más para cansar a los pocos fieles que le quedan.

Ya lo decía Oscar Wilde: “Somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno”

Fran Pérez @frantrapiotoros