PSICOLOGÍA VESTIDA DE LUCES…..

70614699_1362389810591299_6485450460055470080_n

Aquel chico flaco, tímido, ilusionado que hacía el paseíllo hace 13 años en la plaza de toros de su tierra para cumplir uno de los sueños de su vida, tomar la alternativa, se ha convertido en todo un figurón del toreo.IMG-20190912-WA0073

Por aquel tiempo, ni propios ni extraños se imaginaban que aquel manojo de nervios que muleteaba a toros de Gavira fuera a alcanzar la gran cota del toreo y que hoy fuera el gran reclamo de la primera plaza de toros del mundo para atraer a los públicos.

IMG-20190912-WA0072

Pasar del banquillo a ser torero de Madrid (torero de aficionados) no es motivo de ninguna casualidad, solo del empeño y amor por su profesión de un hombre llamado Paco Ureña, que ha sabido en estos años conjugar su toreo con su personalidad, reinventarse cuando las circunstancias le ponían otra vez en la casilla de salida y saltar los obstáculos, no solo los que pone el toro, para ser feliz.

_77I9634

Las miradas tristes y los sueños quedaron atrás para vivir el maravilloso presente. Un presente que está dando toda una lección en la temporada 2019. Ya no solo por la calidad del toreo que sale de sus muñecas, por la Puerta Grande de Madrid o por su consagración en Bilbao, eso solo son los pequeños trofeos que hay después de la vida. Porque precisamente eso, es el gran triunfo de Paco Ureña.

Si no te ves capaz piensa en su nombre. Psicología vestida de luces.

Fran Pérez @frantrapiotoros