EL REY DE MADRID TAMBIÉN LO ES DEL NORTE. PACO UREÑA SE CONSAGRA COMO FIGURA DEL TOREO EN BILBAO

161550Diego Urdiales, Cayetano y el torero lorquino Paco Ureña trenzaban, en la tarde de este 23 de agosto, el paseíllo en la séptima de abono de la plaza de toros de Vista Alegre. Se lidiaba un encierro de Jandilla y Vegahermosa en el Botxo con algo más de media entrada en los tendidos del coso de Vistalegre. Pobre entrada para la calidad del cartel, otra muestra más de que la gestión de la junta administrativa de la plaza de toros de Bilbao, que este año termina, es todo un caos. Pero lo peor es, que el año que viene, la gestión será llevada directamente por la empresa Chopera en fusión con Alberto Bailleres. Una línea continuista que hace pensar lo peor para el futuro de esta plaza.161549

“Protestón” se llamaba el primero de la tarde, con el hierro de Jandilla, marcado con el número 83 y nacido en diciembre de 2014. Áspero, mirón, sin fijeza y con complicaciones fue el animal, con el que toreramente acortó faena Urdiales. Mató de pinchazo hondo y media estocada. Duro fue el cuarto, toro complicado y que no le permitió el lucimiento al riojano. Una prenda en toda regla. Fue ovacionado al esfuerzo. 

En duelo de quites entraron Paco Ureña y Cayetano, el murciano por gaoneras y el madrileño por tafalleras, estando a punto de ser cogido en la última. La primera de las series por el pitón derecho fue limpia por parte de Cayetano ante un animal noble, que embistió con calidad y  ritmo a cada uno de los cites de Rivera. Por el mismo palo prosiguió labor, pero ya el toro no era el mismo, por lo que acortó faena. Mató de estocada. Nuevo pique de quites hubo en el quinto entre Ureña, a la verónica y Cayetano, por gaoneras utilizando sólo medio capote para pegarlas. Lástima que, tras el brindis al público de Rivera, se viniese muy pronto abajo el animal.

Mejor presentado que sus dos hermanos anteriores estuvo el tercero con el hierro de Vegahermosa. Paco Ureña lo recibió por buenas verónicas para después llevarlo al caballo con gusto. Juan Francisco Peña picó con acierto y buenas formas al toro y Diego Urdiales quitó con gustosas verónicas. En banderillas saludaron Curro Vivas y “Azuquita”, que se llevó un susto a la salida de su par de banderillas. El subalterno tropezó cerca de tablas y el toro le perdonó la vida.IMG-20190823-WA0027

Brindó Ureña la faena al público y sin pensárselo instrumentó un inicio de faena sensacional donde hubo pases por alto con pureza, dos naturales de oro y dos pases de pecho de cartel de toros. Ureña encendió Bilbao en una tanda. Muy centrado el torero, siguió su labor por el pitón derecho, aunque algo cerrado en tablas. Cuando acertó a sacarlo un poco el toreo fluyó con más trasmisión y despaciosidad. Los naturales fueron lentos, cadenciosos y con personalidad y las tandas fueron rematadas con alardes toreros. Entró a matar o morir dejando una estocada entera delantera que puso al toro patas arriba. El torero salió tropezado sin consecuencias. Hubo emoción en la plaza, la gente pidió las dos orejas y el presidente las concedió.IMG_20190823_211738IMG-20190823-WA0024IMG-20190823-WA0023IMG-20190823-WA0029IMG-20190823-WA0028

La salida del sexto no fue la más halagüeña. El toro, siempre con la cara alta y sin entrega, no lució en los primeros tercios de la lidia, donde el torero de Lorca se afanó para tratar de que el toro descolgara. En banderillas, el sevillano Agustín de Espartinas se desmonteró tras dejar un buen par arriba. El lorquino, insaciable de triunfo, brindó el toro a Diego Urdiales la faena. Paco Ureña se sacó toreramente al toro al tercio, donde allí hizo aflorar la magia. El toro la quiso coger por abajo y el torero armó con temple series de derechazos con largura rematadas con pases de pecho. Paco sacó la pureza y de nuevo hizo sonar la música. Por el izquierdo los naturales salieron como la amargura lorquina un Viernes Santo de Santo Domingo o la Dolorica de San Francisco, pasión pura. Firmes, sentidos, con emoción, elevando la despaciosidad al cuadrado.IMG_20190823_211747

En el final de faena hubo redondos que terminaron de calentar al público. La guinda fueron unos naturales donde el torero se rompió. Un pase por bajo fue la resurrección. Pegó un estoconazo arriba que dejó al toro sin puntilla. Las dos orejas fueron indiscutibles. 4 orejas en Bilbao y reventón de Ureña en el Norte. Rey de Madrid, Rey  del Norte. Figura del toreo.

f800x450-161576_213022_20

 

Ficha:

Plaza de toros de Vista Alegre, Bilbao. Séptima de Feria. Viernes 23 de Agosto. Corrida de toros.

Toros de Jandilla y Vegahermosa. Desiguales de presencia, flojos de remos y de juego desigual. El de más posibilidades el 3º , del hierro de Vegahermosa, bueno. El 6º, con clase en la muleta.

Diego Urdiales: Silencio y Ovación.

Cayetano: Ovación y saludos desde el tercio con división de opiniones.

Paco Ureña: Dos Orejas y Dos Orejas.

Entrada: Más de media entrada.

@elmuletazo @cultoro

Fotos: Emilio Méndez y Chopera Toros