CALASPARRA: CURRO DÍAZ ABRE LA PUERTA GRANDE Y FILIBERTO CORTA UNA OREJA

Cartel para aficionados el que se anunciaba en la tarde de este domingo en Calasparra. Curro Díaz regresaba a La Caverina tras el histórico indulto a Plebeyo, de Victorino Martín; Emilio de Justo, una de las sensaciones de la temporada, se presentaba como matador de toros en la Región de Murcia y el matador de toros local Filiberto, actuaba ante su exigente afición. Decepcionante entrada para una fecha cuyo interés decrece, a la vez que se incrementa el de la feria de novillas de septiembre. Se guardó un emotivo minuto de silencio en memoria de Francisco Caballero, copropietario de la plaza de toros  de “La Caverina” y gran aficionado, recientemente fallecido.

Se intentó gustar en el recibo de capote Curro Díaz en el que abrió la tarde, hasta que se le coló y puso en apuros. Exigente y bien presentado el de “La Reina” derribó aparatosamente el caballo de picar, poniendo en  dificultades a la cuadrilla del jienense.  Muletazos desmayados se alternaron con altibajos ante el incómodo calamocheo del toro. Una estocada baja de efecto fulminante precedió a la concesión de la primera oreja de la tarde.

Ya con el cuarto, y tras pasar desapercibido en los dos primeros tercios, “cantó la gallina” para bien el de “La Reina” en la primera tanda de muleta ejecutada con maestría por Curro Díaz. Miró entonces al ganadero José Miguel Arroyo “Joselito”, antes de destapar el tarro de las esencias. El público calasparreño se volcó con la torería de Curro, quedando para el recuerdo dos excelentes tandas por la diestra. Mantuvo el tono al natural, sobre todo en una tanda final tras cambiar el estoque simulado por el de verdad. Dos pinchazos precedieron a la estocada, no dudando en esta ocasión el presidente en conceder la oreja, pedida con fuerza, que suponía la puerta grande. Se fundieron el jienense y el ganadero en un gran abrazo tras finalizar la faena. Ovacionado fue el toro, que mereció la vuelta al ruedo.

IMG_0972IMG_1073IMG_1155

El calasparreño Filiberto recibió con un variado saludo al tercero de la tarde, primero de su lote, ganándose una atronadora ovación. Quitó con maestría capote a la espalda antes de que brillasen “El Ruso” en la brega y Pascual Mellinas con las banderillas. Brindó al público para echarse a continuación de rodillas hasta rematar la primera tanda. El calasparreño lo llevó siempre muy embebido en la muleta, evitando las tentaciones huidizas del toro. Molestó el viento al cambiar a la zurda, bajando algo el tono de la faena, que volvió a subir al acortar distancias y meterse entre los pitones, destacando una tanda con gran verdad de rodillas en la misma boca de riego. Mordió Filiberto, que mató de estocada tras pinchar, tardando el toro en caer llegando a escuchar un aviso.  Una oreja con petición de la segunda, no atendida por la exigente, en esta ocasión, presidencia. Palmas para el toro.

Con el que cerraba la tarde Filiberto salió a que no se le escapase la puerta grande. Con dos largas cambiadas y recetando verónicas hasta el centro del ruedo metió a sus paisanos en la faena.  Un puyazo largo de Juan Manuel Elena “Patillas” acabó pasando factura al toro. Se desmonteraron tras parear al de “La Reina” Juan José Rueda “El Ruso” y Pascual Mellinas. Muleta en mano, uno a uno, puso verdad Filiberto en cada lance, ante la poca transmisión del toro en una faena que se centró en la corta distancia. Recurrió a unas ajustadas manoletinas rematadas con un gran pase de pecho para elevar el diapasón antes de que un enorme silencio precediese a la frustración vivida tras el pinchazo y la estocada que hizo guardia. Ovación.

IMG_0726IMG_0811IMG_0843

IMG_1528IMG_1707

Emilio de Justo llegaba a Calasparra con la vitola de ser una de las revelaciones de la temporada, siendo del corte de torero que gusta en la ciudad del arroz. Su primero fue devuelto tras atender la presidencia las observaciones del torero y su cuadrilla de falta de visión del terciadito segundo de la tarde. Se corrió el turno y a “Musulmán” de “El Tajo” le propinó tres puyazos, rajándose al primer muletazo. Ni toro ni torero quisieron pelea. Silencio.

Espoleado por el triunfo de sus compañeros, salió De Justo con otra actitud en el quinto de la tarde, ovacionado de salida, segundo de su lote, al que habían dejado de sobrero. Se lució en el saludo con el capote y en un ceñido quite por chicuelinas. Brindó al ganadero antes irse con decisión a por el toro. Sin terminar de ajustarse ni someter al toro, acabó rajándose. Lo mejor, una gran estocada. Ovación.

IMG_0638

IMG_1418.JPG

 

FICHA DEL FESTEJO

Calasparra (Murcia). Corrida de toros. Toros de El Tajo y La Reina desiguales de presentación y juego. Exigentes en general. Destacando el cuarto de la tarde “Novelerón”, número 22 con el hierro de “La Reina”. Entrada: Más de media entrada.

Curro Díaz, 1 oreja y 1 oreja

Emilio de Justo, silencio y ovación

Filiberto, 1 oreja y ovación.

Incidencias: Al entrar a matar al tercero de la tarde Filiberto Martínez sufrió un golpe en la cara interna del muslo derecho. Al finalizar la corrida presenta hematoma con pulsos mantenidos sin otros hallazgos de interés. Fdo: Dr. Ricardo Robles

IMG_1810.JPG

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas

Fotos: José Manuel García “Raspa”