JORGE MARTÍNEZ CORTA UNA OREJA Y SE CIERRA LA PUERTA GRANDE POR EL MAL USO DE LA ESPADA EN CASTELLÓN

Aunque últimamente está devaluada, la suerte suprema sigue siendo determinante para obtener triunfos. La espada, la tizona o el acero, llámenlo como quieran, debe manejarse con tino o efectividad para que los pañuelos vuelen en los tendidos y las puertas grandes se abran. Lamentablemente, a nuestros toreros murcianos les cuesta tener regularidad con el hierro. Que se lo digan al joven Jorge Martínez, que se quedó a las puertas de salir por la puerta grande en la novillada celebrada este miércoles 27 de marzo, dentro de la feria de la Magdalena de Castellón.56326502_2107096126004253_3825236210419236864_n

Jorge volvió a mostrar buenas maneras y dejó patente que tiene las condiciones suficientes y la técnica asumida para debutar con los del castoreño.

Se lidiaron ejemplares de la ganadería de Pablo Mayoral, de origen Santa Coloma, que propiciaron el triunfo. No fueron la tonta del bote, ya que sacaron las dificultades propias de su encaste, pero a la vez que exigieron a los novilleros también se dejaron para que los chavales sacaran lo mejor de sí.

Jorge Martínez, de la escuela taurina de Almería, solventó con eficacia las acometidas del primer novillo de la tarde. Un animal con movilidad y trasmisión con el que estuvo firme. Siempre bien colocado y dándole al novillo la distancia que pedía, el de Totana armó una faena donde lo más destacado llegó con la mano derecha. Jorge se sintió y dejó varias series de derechazos templados que calentaron a los tendidos. Con la izquierda, llegaron muletazos de uno a uno, ya que el animal era bastante complicado por ese lado, llegando a darle una voltereta sin consecuencias. Terminó el trasteo volviendo otra vez a la mano derecha donde logró subir el nivel de la faena que fue coronada con una estocada entera que le valió una oreja.55604806_2107093452671187_1105189943908499456_o55547059_2107093622671170_5911452484949245952_o54798783_2107093592671173_667141367486480384_o55613093_2107093512671181_3702552548373168128_o55504311_2107095256004340_3271058895203729408_o

El cuarto fue el novillo más difícil del encierro enviado por las hermanas Mayoral. Un animal de corta embestida y poco fondo con el que el novillero de Totana realizó una labor sincera, tapando las dificultades del animal y sacando muletazos impensables, aunque aquí tampoco se libró de una voltereta. Una obra de alguien con experiencia plasmada por un novillero de corto bagaje. Sorprendió a todos. La pena, es que en el manejo de la espada si se le notó ser novillero sin caballos y la posibilidad de trofeo y la Puerta Grande se esfumaron.55609171_2107094436004422_655536486111772672_o55641783_2107094692671063_3396331378852233216_o55611073_2107094639337735_8395033644736970752_o55495904_2107095609337638_5916950867721846784_o55467783_2107095752670957_8917108287028068352_o

Junto a Martínez actuaron los novilleros castellonenses Jorge Rivera y El Ceci que estuvieron muy arropados por su gente en todo momento.

El Ceci desorejó al tercero en una faena salida fuera de lo normal. La colocación no fue la idónea, el ajuste tampoco el más afinado pero la personalidad y su gente llamaron al triunfo. Al sexto, con posibilidades, no lo entendió.

Jorge Rivera fue el triunfador de la tarde al cortar tres orejas. Formó un lio con el mejor novillo del encierro, el segundo de la tarde, donde fue un huracán de ganas y actitud, y remató la tarde cortando una cariñosa oreja al quinto. Y que Castellón mandaba.

Ficha:

Plaza de Toros de Castellón. Miércoles, 27 de marzo. Novillada sin picadores. Feria de la Magdalena.

Novillos de Pablo Mayoral, bien presentados y de buen juego.

Jorge Martínez: oreja y vuelta al ruedo

Jorge Rivera: dos orejas y oreja

El Ceci: dos orejas y palmas.

Entrada: Media plaza

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Joel Buravand