LORCA UNIÓ LA MEMORIA DE LOS 80 CON LA PUREZA DEL SIGLO XXI

20190301_211956La presentación del libro “Memoria de los 80” del periodista y subdirector de la revista de temática taurina 6 Toros 6, Alfonso Santiago, recaló en la noche de ayer viernes 1 de marzo en Lorca en un acto más del IV Ciclo Cultural Taurino que ha organizado con exquisito gusto el Club Taurino de la ciudad del Sol.

La presentación tuvo la peculiaridad de contar con la presencia de uno de los toreros que más gusta a los aficionados por su forma sensacional de interpretar el toreo, Diego Urdiales.

Cuando el riojano entró en el salón de actos del Aula de Cultura, los aficionados que allí se dieron cita, se levantaron y aplaudieron a Urdiales como si de un santo se tratara, como si un trono en andas pasara por la calle pureza, o en este caso, por la “carrera” de Juan Carlos I un Viernes Santo lorquino. La admiración de los aficionados se sintió y el riojano devolvió el cariño demostrado con palabras de agradecimiento y con un recuerdo para el torero de Lorca, Paco Ureña: “Desde aquí quiero mandar mi admiración y apoyo a un amigo, a un torero al que quiero y al que deseo lo mejor”, dijo el de Arnedo.20190301_212217Alfonso Santiago inició la presentación de “Memoria de los 80” detallando los porqués del nacimiento de un libro que se ha convertido en una joya para entender el toreo de aquellos años y que ha llegado recientemente a su tercera edición. La obra nace de los artículos dedicados a los toreros de esta década, que el autor realizaba en la revista en la que trabajaba. Le pareció que aquello se quedaba corto y decidió unir esas breves reseñas para convertirlas en un libro que contara la grandeza del toreo y de sus toreros más representativos, a los que Santiago tuvo la suerte de ver en su máximo esplendor en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Niño de la Capea, Espartaco, Antoñete, Paco Ojeda, Julio Robles, Roberto Domínguez, Ortega Cano, Emilio Muñoz, los hermanos Campuzano, Esplá, Mendes, El Soro, Dámaso González, Curro Vázquez, Manzanares, Nimeño, Paquirri, Yiyo y otros toreros con menos nombre pero que también causaron sensación en estos años, como el lorquino Pepín Jiménez, aparecen en “Memoria de los 80”.20190301_214852La noche giró entre la conversación de Alfonso Santiago y Diego Urdiales sobre la admiración de los hombres citados anteriormente y de lo que consiguieron para la tauromaquia en una década de transición en el que la fiesta de los toros logró entrar de nuevo en la sociedad, gracias al apoyo sin tapujos de un gobierno de izquierdas, que ahora parece haber perdido el norte.

Las muertes de Paquirri y Yiyo en las plazas de Pozoblanco y Colmenar Viejo situaron a la tauromaquia en el panorama de la verdad, y eso hizo comprender a muchos que se adentraban en aquellos años en este espectáculo, que lo que sucedía en los ruedos era de verdad una pelea entre la bravura, la vida y la muerte.

Además, también hubo espacio para hablar sobre la carrera de Diego Urdiales, al que se le comparó con las trayectorias de otros toreros que aparecen en el libro. El riojano dijo sentirse pleno para afrontar una temporada donde estará anunciado en ferias de importancia. Y es que lo conseguido el pasado año, en tan solo seis corridas toreadas, llamando la atención en las ferias de Bilbao y la feria de Otoño de Madrid, donde cuajó una sensacional y laureda faena merecedora de la Puerta Grande de la plaza de toros de la calle Alcalá, le ha abierto las puertas que antes los empresarios le cerraban.20190301_211137Urdiales pidió comprensión a los empresarios para que apuesten por toreros nuevos y que el abanico sea más amplio como en la época del libro que se presentaba. Además, reclamó calma a los públicos, con toreros de corte artista, ya que todos los días no salen igual de inspirados a las plazas y las presiones no son buenas para el buen toreo.

En otro orden de cosas, al ser preguntado por el público, Urdiales opinó sobre el “bombo” de Madrid calificándolo como una buena medida para atraer al aficionado, aunque declaró no haber sentido demasiada presión, porque a finales del año pasado ya tenía cerrada su participación en San Isidro.

La noche acabó con la entrega de recuerdos y agradecimiento por la asistencia, por parte del presidente del Club Taurino de Lorca, Juan Coronel, a los invitados de la noche que no dudaron después en firmar libros y hacerse fotos con los asistentes que llenaron en algo más de la mitad del aforo el Aula de Cultura de Cajamurcia.

Fran Pérez @frantrapiotoros