A JUAN LO HAN LLAMADO DESDE EL CIELO….

No estaba pasando nada en el ruedo de la Caverina. Como tantas tardes, las condiciones de los novillos superaban las ganas de los novilleros que se ponían delante. Pese a todo, no había lugar para el aburrimiento. En primera fila, un niño iba por delante de los acontecimientos. Era todo un descubrimiento para mí. Como un chaval de tan corta edad sabía tanto de toros, de su comportamiento y acertaba lo que al final iba a pasar.

Reconozco que estaba más a los comentarios del joven que al ruedo. Oreja puesta, descubrí que hay esperanza en la afición a los toros y que la pasión es la llave fundamental para que siga existiendo. Pero, ¿Quién había detrás de aquel niño? ¿Quién le había enseñado las claves fundamentales de lo que va este tinglado llamado tauromaquia?

La respuesta no se hizo esperar. Con voz ronca de sabio, pañuelo al cuello y satisfecho de ver como su afición se transfundía a la persona que más quería, Juan despejaba las preguntas de su hijo. Yo, que acababa de perder a mi padre, por dentro me deshacía.45665828_2199804343637679_5015247785578987520_n

Aquello era amor puro. Lo que yo echaba de menos lo estaba viendo a mi lado. Un consejo de un padre, una enseñanza suya, incluso una lección, es algo que no se olvida y que forma parte de la vida. Aparté la mirada, me sequé los ojos. Y soñé con poder hacerlo algún día.

Hoy vuelven a surcar por mis mejillas las lágrimas al ver como otra vez la vida se lleva a los más bondadosos. A Juan lo han llamado desde el cielo con tan solo 46 años para que vaya a acompañar a todos aquellos padres que luchan desde allí por sus hijos.

Resulta que la vida vuelve a cambiar marchas precipitadas por momentos únicos en la memoria. Son esos a los que el pequeño Juan y Celia tienen que agarrase para recordar a su padre y al que todo el mundo que lo conocía lo consideraba como su apellido, bueno entre los buenos.

Además de cuidar a su familia y hacer que del silencio siempre salga un momento de satisfacción, Juan seguirá cuidando a su Calasparra querida, estará hablando de Antonio Puerta, su torero predilecto, y de lo bueno que le espera en su futuro. Seguro que Gallito, ya sabe que la mejor feria de novilladas de España está en Murcia y que su hijo no va a desistir para que así siga siendo.

Descanse en paz Juan Bueno, aficionado a la fiesta de los toros.

Fran Pérez @frantrapiotoros