“LA VIDA ES UNA GUERRA, AMIGO” por Fran Pérez

41938811635_281729f522_bAmanece un viernes de hispanidad bajo una sentida y profunda pena envuelta en un panorama de nuevos retos. Suena la marcha de Pérez Casas, con sones lorquinos inundados de pesadumbre, pero con bemoles de esperanza para una carrera que seguirá su rumbo.  Estos días, todos hemos querido ser tercios de Flandes y ayudar a Paco Ureña a ganar la batalla de Rocroi. Los soldados españoles en ese escenario bélico en 1643 no se dieron por vencidos, y contra todo pronóstico, se lo pusieron difícil al duro ejército francés. Pero todo estaba ya dispuesto. Los franceses ganaron, pero en el dolor de la derrota quedó en la historia el honor y gallardía que pusieron los combatientes del imperio español.

En el imperio de la tauromaquia, siempre quedará la estela, la gloria y la superación de una persona tocada por la varita del toreo grande, por la mano que hace que el encuentro de la bravura y el valor sea la magia de llenar como pantanos los lagrimales de emoción con la virtud de haber nacido bajo el denominador común de la sinceridad. Dicen que los sinceros no le temen a nada porque no hay mentira que derrote a la más absoluta, limpia y soberana verdad. Paco Ureña es la verdad del toreo vestida de luces. Y la verdad del toreo, siempre anda rodeada de las discordias de los que no saben apreciarla y de los obstáculos más insuperables que solo los hombres hechos de otra pasta pueden superar. Ahora que pase lo que tenga que pasar.

Ya lo dijo Billy Wilder a través de uno de sus personajes en la película Irma la Dulce: “La vida es una guerra, amigo” Se pueden perder batallas, te pueden despojar de los bienes más preciados, pero la victoria llega si encuentras la manera de levantarte cuando parecía que no tenías cerca un punto de apoyo.

Paco lo tiene cerca, ese apoyo constante que le habéis brindado desde ese 14 de septiembre maldito se ha convertido en un buen motivo para levantarse. Una mala noticia que llega con la esperanzadora gracia de tener detrás a miles de corazones poniendo todos sus sentidos para que así sea. El Fuerza Ureña es un lema de victoria. Por tanto, la guerra Paco. La guerra continúa.DnzI1EBXgAAlzOuimg-20180930-wa0028-1177i3018

Y sigue porque ayer, mientras que dos hermanos de sangre ureñista conversaban después de mucho tiempo, vi en el espejo de emoción de los ojos de uno de ellos, ante la mala noticia, un reflejo de un natural rematado atrás en rosa y oro, vi un olé desorbitado por Ventas y un pase por bajo sentido por Sutullena. Volví a ver la sonrisa del guerrero y soñé que todo tiene arreglo, que la vida no es un camino de espinas sino una oportunidad para salvarlas. Y que al final, el destino siempre tiene una Puerta Grande para los buenos, para los esforzados, para los soñadores. La faena grande de esta nueva etapa de Ureña acaba de comenzar, y que mejor inicio que recuperando una amistad.

Queda mucho trabajo, muchos esfuerzos, mucho valor por encontrar; pero esto no hay nada ni nadie que lo pare.

Y cuando todo esté listo, cuando todo esté en su lugar, ya habrá tiempo de llorar. De emoción, por supuesto.

Viva la vida y sus circunstancias.

#FuerzaUreña

Fran Pérez @frantrapiotoros