UN TORO CORNEA A PACO UREÑA EN UN OJO EN ALBACETE #FuerzaPacoUreña

Con el capote de Curro de Alba hacía el paseíllo un lorquino en la feria de Albacete. Un homenaje al rey del temple que luego se convertiría en un drama.

“Sucesor” abrió el festejo de manera fría a la llamada de la sangre Núñez. Se entregó poco en el capote de Paco Ureña, y tras una lidia desordenada recibió un puyazo del picador que guardaba la puerta. Descompuesto, con la cara alta y con muchas dificultades por el pitón izquierdo no fue lo que un torero espera tener delante cuando en la cabeza lleva homenajear a un ídolo. Ureña, de caña y oro, y en el corazón a Dámaso, abrió el trasteo con unos bonitos muletazos por bajo que hicieron sonar las primeras ovaciones. Con firmeza y mucho valor, tiró del toro que se quería desentender al tercer muletazo para hilvanar una serie de muletazos de gran mérito por el mejor pitón derecho. Lo intentó el de Lorca por el pitón izquierdo y sacó naturales de gran mérito ante un toro que no quería seguir las telas y soseaba. Volvió al mejor pitón del toro, y sacó la serie de derechazos más conseguida de la faena donde hubo largura y sentimiento. Sonó la música en ese momento. Con el toro ya venido muy a menos, Ureña se pegó un arrimón y sacó del alma al homenajeado para levantar la faena. Cerró con manoletinas conseguidas para que después todo se fuera al traste tras un pinchazo con la tizona. Al segundo intento dejó una estocada de buena ejecución y el público de Albacete le agradeció el esfuerzo haciéndole saludar una ovación.getfilegetfile (1)getfile (2)

“Clarinete” de 622 Kilos, salió en cuarto lugar embistiendo con ímpetu al capote de Paco Ureña. El toro le echó la cara arriba y le dio una cornada muy cerca del ojo izquierdo, dejando al torero conmocionado. Fue como un puñetazo que le dejó el ojo pavorosamente inflamado. Lidió el toro la cuadrilla, y medio repuesto el torero sólo viendo por el ojo derecho, salió para realizar una faena voluntariosa a un toro que no se entregaba. Firme y superando las dificultades, dejó varios naturales conseguidos metiendo al toro en la muleta y derechazos de gran entrega. Quiso el torero y no el toro. Con los problemas de visión en el ojo no pudo matar al toro como él quería. La gente le reconoció el gesto y le dio una ovación de reconocimiento a su esfuerzo cuando este se marchaba a la enfermería. Ahí el cirujano jefe de la plaza de toros de Albacete Pascual González Masegosa le descubrió una cornada en el ojo y ante la imposibilidad de abrir lo mandó inmediatamente al hospital de Albacete para ponerle en manos de la oftalmóloga de guardia.getfile (3)getfile (4)getfile (5)getfile (6)getfile (7)

Álvaro Lorenzo se topó en segundo lugar con otro toro soso de Alcurrucén que salió acalambrado de salida. Tras poco lucimiento en los primeros tercios fue Sergio Aguilar quien levantó del aburrimiento al público dejando dos buenos pares de banderillas. Álvaro Lorenzo dedicó su faena al novillero Abel Robles que pasa por unos momentos de salud difíciles. Hubo voluntad del toledano con un toro parado y deslucido al que le dio todos los motivos para embestir. No lo hizo el toro de los Lozano y todo trascurrió en la indiferencia del respetable. No estuvo fino con el hierro y escuchó silencio.

Álvaro Lorenzo se inventó una faena con el quinto, un animal suelto con el que expuso y dejó buenos pasajes por ambos pitones, pero con la espada estuvo horrible.

El tercero manseó en los primeros tercios y rompió a embestir en la muleta de Ginés Marín. El jerezano instrumentó una faena poderosa en la que dejó series larguísimas de muletazos por el pitón derecho rematadas con pases de pecho que tuvieron calado por las transmisión en la embestida del de Alcurrucén. Con la mano izquierda, el jerezano dejó también series ligadas de naturales a los que le faltaron algo más de ajuste para que fueran rotundos. Tiró Marín de efectismo con el toro ya venido a menos, acortando las distancias dando circulares conseguidos muy templados y un gran cambio de mano. Acabó la labor con bernadinas limpias y gestos al público. Dejó una estocada suelta arriba de buena ejecución que le sirvió para que se desencadenara una petición de oreja mayoritaria que el presidente concedió. Ante las dificultades del sexto no lo vio claro y fue silenciado.

Ficha:

Plaza de Toros de Albacete. Viernes 14 de septiembre de 2018. 7ª de abono de la Feria de la Virgen de los Llanos.

Toros de Alcurrucén. 1º, soso. 2º, deslucido. 3º, manso embestidor.

Paco Ureña: Ovación con saludos y Ovación de camino a la enfermería.

Álvaro Lorenzo: Silencio y Silencio.

Ginés Marín: Oreja y Silencio.

Entrada: Más de Media plaza.

Parte médico de Paco Ureña: “Traumatismo peri-ocular izquierdo por asta de toro. Presenta importante hematoma que impide la apertura del ojo. Pronóstico reservado a falta de valoración oftalmológica en el hospital general de Albacete” Firmado: Pascual González Masegosa.

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Plaza de Toros de Albacete