EL MAL USO DE LA ESPADA SE CRUZA EN EL CAMINO DE JORGE MARTÍNEZ PARA SER EL GANADOR DEL CERTAMEN “DESTINO LA GLORIETA”

Aunque no pudo ser, el murciano Jorge Martínez lo dio todo en la gran final del certamen “Destino la Glorieta” de Salamanca. El de Totana, mermado por la cornada del pasado sábado, se puso delante de los toros como si no tuviera nada. Toda una muestra de pundonor y ganas de ser del de la escuela de Almería que dejó grandes momentos en la tarde, sobre todo monumentales pasajes al natural que fueron jaleados unánimemente.

Se lidiaron novillos de Esteban Isidro, propiedad de la Casa Chopera, de buena presencia y manejable juego.

Una oreja cortó Jorge Martínez del primero, al que saludó a la verónica de muy buena maneras. Con actitud ya de novillero con caballos, realizó una excelente faena al primer novillo de su lote en donde la ligazón llegó por ambos pitones. Lo mejor pasó por el izquierdo. Jorge dibujó auténticos carteles de toros con la zurda que convirtieron ese bien de suficiente en olés de toreo de verdad. Muy relajado exprimió al toro para dejar un trasteo de premio doble. Pero la espada no cayó en el sitio correcto y necesitó de un golpe de descabello para atronar al animal. El premio se quedó en un apéndice.20039442003983200395320039502003955

El cuarto de Esteban Isidro fue más complicado, pero Jorge volvió a dar muestra de sus buenos conocimientos y metió al jabonero animal en la muleta, dejando firmeza y verdad. Su seria actitud ya pide el novillo con caballos, aunque para eso tendrá que mejorar con la espada, porque volvió a perder trofeos y con ello, seguramente, ser el ganador de este certamen que ha tenido un gran éxito en su primera edición.

Miguel Aguilar, de CITAR, ganó el certamen. Lo suyo se puede calificar como ganar por tener una actitud de principiante. Menos cuajado que sus compañeros de cartel, estuvo en el primero de su lote más tiempo en la arena de las volteretas que le daba el novillo que toreando. Su garra caló en el público. Poco a poco se fue haciendo y logó al final de faena sacar una serie de buenos muletazos que entusiasmaron al público. Mató bien y le dieron las dos orejas. En el sexto, paso sin pena ni gloria. Pero la conmoción de lo sucedido en su primero fue suficiente para alzarse como triunfador, recibir como trofeo un capote de paseo entregado por Santigo Martín ‘El Viti’ y un sitio para torear en la Feria 2019 la novillada picada.

Oreja y oreja cortó Rafael León, de la Escuela de Málaga, que estuvo solvente en dos faenas sin mucho calado pero que tuvieron buena rubrica con la fría.

Plaza de Toros de Salamanca. Martes 11 de septiembre. Novillada sin caballos.

Novillos de Esteban Isidro, manejables.

Jorge Martínez: Oreja y Ovación con saludos

Rafael León: Oreja y Oreja

Miguel Aguilar: Dos Orejas y Ovación.

Entrada: Más de media entrada.

Fran Pérez @frantrapiotoros

Fotos: Salamanca24horas