JORGE MARTÍNEZ SE QUEDA SEGUNDO EN EL CERTAMEN INTERNACIONAL DE ESCUELAS TAURINAS DE MÁLAGA

Con el peor lote de la tarde, el novillero sin picadores de Totana dio otra lección de mando y torería en la final del certamen internacional de escuelas taurinas celebrado este viernes 10 de agosto en la plaza de toros de Málaga. Jorge Martínez estuvo por encima de sus oponentes de Juan Pedro Domecq que no terminaron de romper en las telas que el novillero de la escuela taurina de Almería le ofrecía.

El murciano estivo valentísimo con el tercero, literalmente se la jugó. Se quedó quieto y tiró del novillo para sacar tandas que parecían imposibles. Surgió la magia y salieron tandas de gran emoción por ambos pitones que gustaron a todos. Al final de faena, una tanda vibrante con un precioso cambio de mano provocó el éxtasis del público. Mató de estocada efectiva al primer intentó y fue premiado con una oreja con petición de la segunda.HUGO8637HUGO8646HUGO8682

Con el sexto arreó el de Totana como un león después de ver a su compañero triunfar anteriormente. Estuvo cumbre con el capote con aires a Morante. Ojo cuando lo perfeccione del todo. El de Juan Pedro no se lo puso fácil, se paró y Jorge tuvo que poner toda la carne en el asador. Firme y entregadísimo, dejó una tanda de naturales de soberana factura. Terminó de rodillas para terminar de caldear el ambiente y tras una estocada fue premiado con otra oreja que le fue insuficiente para proclamarse triunfador del certamen, ya que su compañero Miguel Ángel Aguilar había cortado un total de tres orejas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Miguel Ángel Aguilar, de CITAR, manejó con temple el capote en el recibo y también en un quite por gaoneras. Comenzó la faena con un cartucho y ligó dos buenas series con la zurda. También entendió bien al novillo con la derecha a pesar de que por ahí la embestida era más descompuesta. Casi entera efectiva para una oreja.

Aguilar se lució de nuevo con el capote en el quinto. Comenzó la faena de muleta en los medios de rodillas y de nuevo estuvo solvente, muy puesto y firme con el de Juan Pedro, tragando coladas de su enemigo, que tendía a meterse por dentro. Labor meritoria de valor, raza y entrega, pero también de talento y buen toreo, que terminó con manoletinas de rodillas que calentaron mucho.

Menos suerte tuvo el de la escuela taurina de Málaga Álvaro Passalacqua. Recibió al primero de la tarde a la verónica con las dos rodillas en tierra. El astado se fue muy suelto en la muleta, buscando la querencia de chiqueros. Tuvo que buscarlo siempre el malagueño y logró fijarlo en el engaño, sobre todo al natural. También sujetó al rajado novillo en una serie diestra al final del trasteo. Mal con los aceros.

Passalacqua toreó muy entonado de capa al cuarto. Con la muleta toreó en todo momento con compostura a un novillo al que le costaba llegar al final del muletazo. Fue superior al enemigo, imprimiendo sello propio a lo que hizo. De nuevo falló con la espada y fue ovacionado.

FICHA:

Se lidiaron cinco astados de Parladé y uno de Juan Pedro Domecq, bien presentados y de juego variado.

Álvaro Passalacqua, silencio tras aviso y ovación tras aviso.

Miguel Ángel Aguilar, oreja y dos orejas.

Jorge Martínez, oreja y oreja.

Entrada: Casi lleno

El jurado formado por Francisco José Porras, matador de toros; José Luis Gálvez, asesor taurino de la Diputación de Málaga y Adolfo Ramos, novillero, decidió al finalizar el festejo que la clasificación final sea:

Ganador: Miguel Ángel Aguilar, de CITAR

Segundo clasificado: Jorge Martínez, de la Escuela de Almería

Tercer clasificado: Álvaro Passalacqua, de Escuela de Málaga

Fran Pérez @frantrapiotoros

Prensa Plaza de Toros de Málaga

Fotos:  Joël Buravand