FILIBERTO COMIENZA LA TEMPORADA EN BLANCA POR LA PUERTA GRANDE

000 - redu - 20Blanca abría la temporada taurina un año más en la Región de Murcia con la corrida de toros, segunda en la historia de la localidad, organizada con motivo del ciclo “Villa del Toro”. Tarde fría, ventosa y desapacible, que comenzaba con un minuto de silencio en memoria del niño Gabriel Cruz. 

La climatología influyó sin duda en que no se produjese el tirón de última hora, media plaza y mucha gente de Calasparra.  Presidió el festejo Jesús Cano Melgarejo, aficionado blanqueño de reconocido prestigio y compañero de la prensa taurina.

El rejoneador Óscar Mota destacó en la doma mostrada ante la incesante embestida de salida del toro de Mollalta, convenientemente despuntado y aceptable de presentación. La faena, voluntariosa, trató de captar la atención del público más pendiente del cielo que de lo que ocurría en el ruedo. Una banderilla colocada la violín fue el momento  álgido de la faena.  Una gran ventisca comenzó cuando Mota cogió el rejón de muerte.  Tras cumplir con el rejón de forma no demasiado ortodoxa y entre la ventisca y la desbandada, se le concedió una oreja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras cesar la lluvia y dejar paso a un viento polar, salió el segundo toro de  la tarde, primero de lidia a pie..

Pasó inadvertido en los primeros tercios de la lidia. Metió los riñones en el caballo con bravura el ejemplar bien presentado de Mollalta. Entre el viento reinante y la frialdad ambiental, el sevillano no terminó de confiarse en el último tercio y el toro terminó rajándose. Se fue pronto por la espada. Silencio.

Filiberto recibió al tercero de la tarde muy poderoso, llevándose al toro hasta el centro del ruedo y dominando su embestida. Brindó el torero a su nuevo apoderado Óscar Fernández. El de Calasparra, sin probaturas, comenzó la faena con ayudados por bajo meritorios y jaleados por la afición. Templó la embestida por el pitón derecho, dejando pasajes de gran factura sólo interrumpidos por el viento, que le molestaba en la ejecución. Por el pitón izquierdo, perseveró hasta conseguir ejecutar una gran tanda de naturales. Al final de la faena, Filiberto se terminó pegando un sincero arrimón, pasándose los pitones muy cerca de las femorales y poniendo la emoción en los tendidos. El fallo con los aceros hizo que el premio quedase en una gran ovación.

Toro incierto el cuarto de Mollalta, al que no se le ofreció la mejor lidia en los primeros tercios, abusando de los pases por alto, lo que terminó acusando el animal. Tras pasar desapercibido en los primeros compases, brindó la faena de muleta al público.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más puesto en este toro, el sevillano trató de corregir el defecto de echar la cara arriba del animal y dejó detalles de toreo sevillano expresivo, aunque sin terminar de redondear una tanda ligada. Un desarme a destiempo cuando más acoplado estaba, hizo que la faena fuese a menos.  La faena, la colaboración del toro y también la confianza del torero. Lo mejor llegó con la gran estocada final. Motivo por el cual fue premiado con dos  cariñosas orejas tras la merienda. 

Filiberto se lució nuevamente en el recibo de capote al último toro de la tarde. Buena labor de su cuadrilla, tanto en el tercio de varas como en el de banderillas. El murciano de Calasparra dejó  con la muleta dos buenas tandas por el pitón izquierdo a un toro que repitió las embestidas pero sin clase alguna.  Muy profundo el torero. Por la derecha, el toro era más complicado todavía.  Filiberto lo intentó pero el pitón del toro era el izquierdo. Por ahí volvió a dejar buenos momentos  sacando “petroleo” donde parecía que no lo había.  Ejecutó una estocada entera al primer intento y fue premiado con las dos orejas. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

FICHA:

Plaza de toros portátil de Blanca (Murcia). Domingo 11 de Marzo de 2018. Corrida de toros. Festejo feria “Viilla del toro”. Tarde ventosa y lluviosa en algunos momentos de la lidia. 

Toros de Mollalta, el primero para rejones, de correcta presencia para el nivel de la plaza. 1º, noble. 2º, manejable. 3º, manejable. 4º, noble. 5º complicado.

El rejoneador Óscar Mota: Oreja

Antonio Nazaré (chenel y oro) : Silencio y Dos Orejas.

Filiberto (rosa y oro) : Ovación con saludos y Dos Orejas.

Entrada: Media Plaza.

Equipo de El Muletazo @elmuletazo Pedro M. Mellinas, Fran Pérez y Pedro Laforet.

Fotos: Pedro Laforet