OVACIÓN Y SILENCIO PARA UREÑA EN LIMA

IMG-20171119-WA0004 (1)La tercera corrida de toros de la feria del Señor de los Milagros no terminó de despegar por el mal juego de los toros peruanos de Santa Rosa de Lima. El cartel de toreros españoles llenó en tres cuartos del aforo el bicentenario coso de Acho que se impregnó en el quinto capítulo de la tarde de la templanza y el buen momento por el que atraviesa el lorquino Paco Ureña. Fue una faena sentida, brindada al subalterno peruano “Castorcito” que se despedía de la profesión,  en la que la escasa colaboración del toro de Santa Rosa la convirtió en lorquino en muletazos de uno en uno, donde sobresalieron los ejecutados con la mano izquierda. La faena no pudo redondearse por el descaste supremo del toro y el de Lorca remató su actuación con un arrimón cerca de tablas muy jaleado. La espada no le funcionó y escuchó silencio.23658398_543176896032529_1057463746347555976_n

Antes, con el tercero, Ureña quiso torear como si fuera bueno a un animal complicado de Santa Rosa que echaba la cara arriba y protestaba todo lo que el de Lorca se proponía hacerle. Comenzó la faena con estatuarios ajustados que gustaron al público para seguidamente querer dar tandas ligadas de muletazos que el comportamiento del toro impidió. Lo mejor llegó con la mano izquierda donde el de Santa Rosa se equivocó y permitió dar a Paco varios naturales puros como los que acostumbra a dar. La estocada esta vez sí fue a la primera pero situada en los bajos con lo que enfrió al público que terminó por hacerse saludar una ovación desde el tercio.23658522_543189636031255_8878413829394432154_n

Manuel Escribano recibió al segundo por largas cambiadas de rodillas pero pronto el toro cantó la gallina y se paró. Lo mejor fue un tercio lucido de banderillas donde el respetable salió del aburrimiento para sumirse después otra vez en él porque no había material para el lucimiento. A portagayola se fue con el cuarto, un saludo capotero aceptable que levantó la tarde. Fue este el toro más colaborador del encierro y el sevillano lo dejó patente en tandas por el derecho que hicieron sonar la música. Hubo temple y despaciosidad por este pitón y poco entendimiento por el izquierdo. Falló con la espada y saludó una ovación desde el tercio.

Confirmó alternativa José Garrido con el primero de la tarde. El extremeño se fue a la puerta de chiqueros a recibirlo y dejó tres verónicas con gusto para rematar el recibo que fueron una declaración de intenciones. El de Santa Rosa fue noble y el inicio de faena de hinojos fue vibrante. Por el derecho el toro tendía a quedarse corto pero fue por aquí donde llegaron los mejores pasajes del trasteo. Por el izquierdo no hubo entendimiento. Termino la faena por ajustadísimas manoletinas y una estocada entera que mereció que saliera saludar desde el tercio.

Con el sexto Garrido se sintió. El de Santa Rosa fue colaborador por ambos pitones y el extremeño lo aprovechó para dejar lo más compacto de la tarde. Hubo ligazón y Garrido exprimió al toro de Santa Rosa dejando buenas tandas donde sobresalieron los naturales. La espada le jugó una mala pasada y perdió el triunfo para conformarse con una cariñosa ovación desde el tercio.

FICHA:

Plaza de toros de Acho, Lima, Perú. Corrida cuarta de la Feria del Señor de los Milagros.

Toros de Santa Rosa de Lima, justos de presencia y de poco juego en líneas generales.

Manuel Escribano, silencio y ovación.

Paco Ureña, ovación y silencio.

José Garrido, que confirmaba alternativa, ovación y ovación.

Entrada: Tres cuartos de plaza

Fran Pérez @frantrapiotoros