Lo que la casta se llevó (Crónica de la 5ª novillada de la Feria de Calasparra)

La casta se impuso en La Caverina. Y no cabe decir en esta ocasión que el motivo de que las orejas se hayan ido al desolladero haya sido la bisoñez de los novilleros, que están entre los más “puestos” de un escalafón que cada día evidencia más la crisis por la que atraviesa. 4 novillos aplaudidos u ovacionados y uno premiado con la vuelta al ruedo, y todos arrastrados con las orejas puestas.

En rigor hay que decir que Pablo Aguado ha intentado hacer el toreo. Con el primero de su lote, un novillo al que le costó entregarse, el sevillano estuvo bien colocado ejecutando las mejores series de la tarde. Cualquier posibilidad de premio se esfumó por el mal manejo de los aceros. Silencio. Más “chochón” y con menos fuerza fue el cuarto. Con él Aguado volvió a ser sincero y demostró tener el oficio bien aprendido, excepto la suerte suprema. Ovación.

IMG_3047

IMG_2488

Leo Valadez dibujó un quite por lopecitas al primero de su lote digno de puntuar. Ya con la franela, se empeñó en sacar partido al novillo en la distancia corta, cuando este le pedía otro terreno. No consiguió ligar los muletazos y la obra se quedó a medio camino. Tras estar desafortunado con la espada fue silenciado. Con el quinto de la tarde calcó la faena anterior en cuanto a distancia se refiere. No cruzó la línea de la verdad y lo despachó con un feo espadazo. Silencio.

IMG_2758

IMG_2777

Entró por la vía de la sustitución Alfonso Cadaval en Calasparra tras no poder comparecer Ángel Sánchez. El novillo que le correspondió en suerte en primer lugar, de nombre “Clavelito”, fue un derroche de bravura. Cadaval intercaló momentos templados con series aceleradas. La espada tampoco funcionó y fue ovacionado tras presenciar como el presidente premiaba con justicia al novillo con la vuelta al ruedo. Con el último de la tarde abrevió sin pudor ni miramientos y fue silenciado.

IMG_2897

IMG_2914

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Calasparra. Quinta de abono.  Más de media entrada. Novillos de Ana Romero de excelente presentación y juego. El bravo tercero de nombre “clavelito” premiado con la vuelta al ruedo. Salvo el cuarto, los demás aplaudidos u ovacionados en el arrastre.

Pablo Aguado, silencio y ovación.

Leo Valadez, silencio y silencio.

Alfonso Cadaval, ovación y silencio.

Incidencias: Ramón Moya Rodríguez, de la cuadrilla de Leo Valadez, fue atendido en la enfermería de un varetazo en la región perianal y un pisotón tras banderillear al segundo de la tarde. Pendiente de estudio radiológico.

IMG_2661

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas

Fotos: José Manuel García “Raspa”