“Limpio” barre la mansedumbre (Crónica de la 4ª novillada de la Feria de Calasparra)

Dice el refrán que las cosas no son como empiezan sino como acaban. Hoy en Calasparra la novillada ha tenido dos partes diametralmente opuestas. Los tres primeros novillos para olvidar y una segunda parte para el recuerdo, especialmente “Limpio”, un bravo novillo lidiado en quinto lugar.

Comenzando por la parte interesante del festejo, en cuarto lugar Tibo García quiso hacer el toreo ya desde el saludo con el capote. Gustó mucho la colocación y la verdad que ofreció en cada lance. El novillo, repetidor y con calidad, se apagó pronto,  a la vez que bajó la intensidad de la faena al echarse la muleta a la mano izquierda. Lo que apuntaba al doble apéndice se quedó en una oreja tras matar de estocada de efecto fulminante. Con el primero de la tarde, Tibo García fue silenciado tras torear con sinceridad y sin ventajas, ante un manso que embestía con la cara por las nubes.

 

IMG_1894

IMG_1850

A El Adoureño le ha correspondido en quinto lugar, segundo de su lote, el novillo bravo de la tarde. Ha embestido con clase al caballo de Francisco Javier Elena que ha ejecutado el que hasta ahora es el puyazo de la feria. Tuvo el detalle el joven novillero francés de invitarle a acompañarle en la vuelta al ruedo. Ya en el tercer tercio, el novillo transmitía como lo hace siempre la bravura, al igual que pone en dificultades a quienes se enfrentan a ella, y mucho más a quien está iniciándose en la profesión. El Adoureño no se vino abajo en ningún momento, le plantó cara al animal intercalando emocionantes muletazos con otros mejorables. Tras matar de forma solvente cortó una oreja.  Con el primero de su lote abrevió ante la mansedumbre y el peligro de su oponente, estando además desafortunado con la espada. Escuchó silencio.

IMG_1985

IMG_1530

El sexto fue un animal noble. El Galo pudo al menos resarcirse del mal trago que pasó con el primero de su lote. Tras un principio de faena dubitativo, consiguió al menos trazar series que llegaron a los tendidos, deseosos de poder premiar al joven espada como a sus compañeros. Se le pidió con fuerza la oreja que no fue concedida. Su primero, tercero de la tarde, fue un novillo tan bien presentado como manso. Porfió con él en la misma puerta de toriles sin conseguir nada relevante. Con la espada y el descabello estuvo muy desafortunado llegando a escuchar los tres avisos. Ovación de consolación. Puso banderillas en los dos novillos sin mucho que destacar.

IMG_1636

IMG_2161

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Calasparra. Cuarta de la Feria del Arroz. Más de media entrada. Se lidiaron novillos de El Conde de la Maza, bien presentados. Mansos y peligrosos los tres primeros, nobles el cuarto y el sexto y bravo el quinto. Ovacionados los tres últimos en el arrastre.

Tibo García, silencio y oreja.
El Adoureño, silencio tras aviso y oreja.
André Lagravére ‘El Galo’, ovación de consolación tras tres avisos y vuelta al ruedo tras fuerte petición.

Pedro M. Mellinas @pedrommellinas

Fotos: Raspa