Ureña corta una oreja y pierde otra por la espada en Nimes, donde Garrido indulta

ureña nimes 2

Volvía a torear Paco Ureña ante la exigente afición francesa, 24 horas antes de su compromiso en Madrid ante los Victorinos. Se entregó el lorquino como suele, sin reservar un ápice de entrega, y sin acusar la lesión que se produjo en su última comparecencia en San Isidro.

El primer Jandilla de su lote fue noble aunque flojo. Puso todo de su parte el diestro exprimiendo cada embestida del animal, terminando la faena en cercanías cuando el toro se apagó. Mató de estocada y fue premiado con una oreja.

En el segundo de su lote, quinto de la tarde, realizó una faena realmente importante por el pitón derecho, mejorando su condición a base de temple. Solo un pinchazo antes de dejar una media impidió que probablemente volviese a tocar pelo. Escuchó una gran ovación.

Lo más destacado ocurrió en el sexto. El toro con el hierro de Vegahermosa de nombre “Pañero” fue indultado, con protestas, por José Garrido, que estuvo por encima de la condición del animal, de gran calidad en todo caso.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Nimes. Media plaza. Última de la feria de Pentecostés. Corrida de toros. Los 4 primeros con el hierro de Jandilla y quinto y sexto de Vegahermosa.

David Mora, ovación y 1 oreja

Paco Ureña, oreja tras aviso y ovación

José Garrido, ovación y 2 orejas simbólicas tras indulto