BLANCA, VILLA DEL….(Crónica, festejo del 5 de Marzo)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comenzó la temporada Taurina en la Región de Murcia en el bello pueblo de Blanca con la corrida de toros, que ha puesto fin a su recuperada feria “Villa del Romo”.

No me he equivocado. Cada cual que saque sus propias conclusiones. No quiero con esto dañar a nadie. No juego al poli malo y poli bueno. Simplemente, es que si no lo digo, sería traicionar mis convicciones taurinas, por lo que me muevo y por lo que lucho. A pesar de tan amargo defecto, me gustó ver los tendidos casi llenos en la nueva ubicación de la plaza de toros portátil, sita en los terrenos donde se proyectó hacer una de obra. Y es que el cartel lo merecía. Dos de las más firmes promesas del toreo murciano frente a frente. Un acierto de la empresa, en tiempos donde solo se juega con los ases de la baraja. Además había gente joven en la plaza y eso, en estos tiempos, es para decirlo alto y claro. La pena es que me acuerde de las escobas y los muecos. Eso ya me duele como a ti, aficionado, que pierdes el tiempo leyéndome.

Antonio Puerta afrontaba su primer compromiso de la temporada, todavía con alguna secuela del gran susto de febrero entrenando en una finca de Teruel. El primero fue un toro flojo, al que tuvieron que cuidar mucho en los primeros tercios. Esto, unido al pésimo estado del piso de plaza condicionó la faena de Antonio Puerta. No le apretó demasiado en los inicios de faena consciente de que el toro se iba a venir a menos. El mejor entendimiento llegó al final, en dos tandas de derechazos ligadas, donde Antonio se sintió más a gusto. El toro se fue asentando y sorprendentemente dio la sensación de embestir mejor al final de faena que al principio. Antonio mostró voluntad y oficio aunque sin llegar a la altura de otras tardes. Queda mucha temporada para ello y a buen seguro, el bueno de Antonio llegará a ese nivel. Mató de pinchazo y estocada caída y fue premiado con una oreja.

El tercero fue un inválido, que debió ser devuelto por su escaso poder. La corrida de “El Torero” pecó de eso. Si alguno hubiera tenido más fuerza el tono de la tarde habría cambiado. Antonio trató de sacarle partido por todos los medios, metiéndose entre los pitones, pero el de “El Torero” estaba más para protagonizar un capítulo de “Hospital Central”. Tras un pinchazo hondo y varios descabellos saludó una ovación por esfuerzo realizado.

Filiberto era la gran incógnita entre los aficionados. Su primero se lesionó la mano en un hoyo de los muchos que presentaba en piso de plaza y tuvo que ser apuntillado. Una labor que realizó el subalterno Pacheco, que a punto estuvo de costarle un disgusto gordo, porque el devuelto lo prendió por el pecho contra el burladero cuando trataba de darle matarile. El sobrero si era de “Villa del Toro” Tras un recibo accidentado donde Filiberto tuvo que tomar el olivo, el animal mostró buena condición. Hubo un quite por tafalleras animoso del de Calasparrra, para después hacer una faena con dos primeras tandas de derechazos ligadas que gustaron al respetable. La tercera, con la mano izquierda, salió tropezada al final de cada natural, pero cuando ese defecto no apareció, los muletazos resultaron de gran calidad. Con el toro a menos la faena fue para la galería. Remató actuación de pinchazo y estocada trasera y fue premiado con una oreja.

El sexto, el de mejores hechuras del encierro, embistió con celo en los primeros compases de la lidia, cosa que aprovechó Filiberto para dejar un bello recibimiento a la verónica, a los sones de “La Burra”, canción tradicional del pueblo de Blanca. El toro se paró muy pronto y Filiberto tuvo la virtud de sacarle lo que nadie pensaba que se le podría sacar. La mano izquierda de esto torero salió coronada, con varios naturales de gran ejecución, que hicieron sonar los olés más fuertes de la tarde. Con todo para las dos orejas, estuvo hecho un pinchaúvas y perdió la puerta grande. Se tuvo que conformar con la ovación.

Al finalizar el festejo, ya con la noche saludando al río Segura, me acorde de la ubicación natural de la plaza de toros. Del sitio de siempre que tiene corrales y dependencias para que los toros no tengan que embarcarse tropecientas veces. En Agosto, deberá volver ese encanto, y dejarse de experimentos cuando las cosas van bien.

Ficha:

Blanca (Murcia) Domingo 5 de Marzo de 2017. Corrida de la feria “Villa del Toro”

Toros de “El Torero”, aceptables de presencia y con encornaduras sospechosas, excepto el sobrero que hizo 2º.

Antonio Puerta, de blanco y oro: Oreja y Ovación con saludos

Filiberto, de rosa y oro: Oreja y Ovación con saludos

Entrada: Casi lleno

Incidencias: En la enfermería fue atendido el subalterno Pacheco para que le suministraran calmantes tras el golpe recibido por el toro que intentaba apuntillar.

FOTOS: LAFORET

Por FRAN PÉREZ @frantrapiotoros para ElMuletazo.com

A %d blogueros les gusta esto: