Ganadería de “Los Lastrones”: Un proyecto con futuro

Queremos con esta sección dar a conocer a nuestros lectores las mejores ganaderías del campo bravo español. Si hace una semana les mostrábamos un reportaje de la mítica ganadería de Victorino Martín, esta semana hacemos lo propio con una joven ganadería que en poco tiempo dará que hablar. De la mano de un auténtico conocedor del toro en el campo como es Javier Salamanca, les ofrecemos este amplio reportaje de la ganadería abulense. Esperamos poder ver pronto los novillos y toros de esta ganadería por las plazas de la Región de Murcia. Es un auténtico lujo para El Muletazo contar con la colaboración de Javier Salamanca, cuyo texto y fotografías  (insertadas en modo presentación y que pueden ver al final del texto) reproducimos a continuación:

Ganas de trabajar, ilusión, que guste el campo…y muchas cosas más, pero sobre todo una muy importante “AFICION”, eso no debe de faltar en un proyecto ganadero, ya puede uno tener buena cartera, una finca muy bonita y todas esas cosas, sin afición al final todo se queda en nada. Otra cosa es, que también es importante por supuesto, el material genético que se tenga y la manera de manejarlo.

Todo eso se ve reflejado en los hermanos Daniel y Luis González Reviejo, dos jóvenes ganaderos que han mamado lo que son desde muy pequeños, lo llevan en la sangre, lo viven día a día y cuidan su ganado bravo con una afición desmedida. Sin prisa y tomándose esto como una carrera de fondo, pero con las ideas muy claras, sabiendo que no se van a hacer millonarios con lo bravo. Eso sí, aspiran a defenderlo y que su hierro aparezca en los carteles y que sus reses den buen juego en las plazas donde se anuncien.

Este proyecto ganadero tiene su origen en la localidad Abulense de Cebreros. En 1985 el padre de ambos, Don Luis González Calera, forma una ganadería de bravo e ingresa en la Asociación, por entonces se asocia con otro hombre de campo, Don Enrique Cabrero de Castro. Lo hacen con reses de Urcola, para posteriormente añadir reses de procedencia Domecq -vía Algarra- y Martelilla, la ganadería se hace llamar “Cabrero y González”. Cabalgan juntos con mayor o menor fortuna hasta el año 2014. Enrique vende su parte a Luis y Daniel González, estando así la totalidad de la Ganadería en manos de los González. A su vez Luis padre da todo el poder de mando a sus hijos Daniel y Luis que deciden dar una vuelta de tuerca a la ganadería, eliminando todo lo de Urcola. Eso sí, siguen contando con su padre al que procesan un gran respeto.

Para ello deciden cambiar el nombre a la ganadería y llamarla “Los Lastrones”, como el nombre de la finca donde pastan sus reses y cambian el diseño del hierro. Dada su gran amistad con el ganadero Paco Medina, le compran vacas y sementales de su nueva ganadería “El Montecillo”. El Sr. Medina antes tuvo “El Ventorrillo”, divisa a la que llevó a lo más alto en poco tiempo y que con su nuevo proyecto va también por el buen camino, además tienen vacas puras jandillas con el hierro de Antonia Aguado vía “Torreherberos” (antes Javier Camuñas, si para los estudiosos, aquellos Jandillas que arreaban entre los 80 y 90) y unas pocas más de “Valdeolivas”, origen Marques de Domecq, hasta completar en la actualidad unas 120 vacas que son atendidas por 9 sementales.

Los ganaderos son partidarios de abrir líneas dentro del mismo encaste, es su opinión y su forma de trabajar, por varios motivos, sobre todo por la consanguinidad, ellos creen que es muy bueno que la ganadería este muy abierta de sementales.

De momento solo lidian erales y la cosa va bien, aunque ya piensan en pasar a novilladas picadas donde se verá la prueba del caballo, algo que en las tientas en “Los Lastrones” es algo primordial, ir probando hasta dar con lo que ellos quieren “Casta y emoción, y que con las embestidas de sus toros se cree un espectáculo en el que disfrute la afición y los toreros”.

La finca donde pasta la ganadería está en una zona alta y con un clima invernal muy duro, con grandes nevadas, son unas 1200 has, de las cuales 400 son para el bravo. También hay ganado manso como ya en casi todas explotaciones que últimamente he visitado.

Para concluir, podemos decir que Daniel y Luis son dos jóvenes emprendedores y muy luchadores, ya que, dada la situación económica y taurina actual, iniciar un proyecto de ganado bravo es un acto de valientes. Ojalá tenga suerte ya que afición y ganas de hacer las cosas bien tienen para regalar.

NOTA: Luis, uno de los ganaderos, es matador de toros en activo, con dos orejas y 3 vueltas al ruedo en la plaza de Madrid y aún no ha confirmado la alternativa que tomo en 2003. Creo y cree mucha gente que este año quizá sea ya hora de que llegue el momento de hacerlo.

Ficha ganadera:

Pertenece a: Asociación de Ganaderías de Lidia

Representante: Daniel González Reviejo

Divisa: encarnada y morada

Señal de oreja: horquilla en la derecha y hoja de higuera en la izquierda

Finca principal: “Los Lastrones” en el término de Cebreros (Ávila)

Procedencia actual: Domecq-Diez y Domecq-Solis Vía “El Montecillo” (Arribas-Montealto-El Ventoriillo)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto y fotos: Javier Salamanca

A %d blogueros les gusta esto: