Petardo en Orihuela: la plaza no se restaura, se le “lava la cara”

[Img #9978]Tal y como publicaron diversos medios nacionales, y El Muletazo, recibíamos con alborozo la pasada semana la noticia de que la plaza de toros de Orihuela sería restaurada. La noticia difundida desde su Ayuntamiento, decía que “El consistorio levantino y su alcalde a la cabeza, Emilio Bascuñana, han presentado el proyecto de rehabilitación de la plaza de toros del municipio, un edificio histórico de 1907 en abandono y estado de ruina desde hace 30 años”. Es más, el arquitecto municipal explicaba que “el coso taurino oriolano se construyó en una estructura de tres a anillos circundantes a un ruedo de 1.420 metros cuadrados: el primero de piedra de sillería, el segundo en voladizo sustentado sobre viguetas de acero actualmente muy dañadas tras 30 años a la intemperie y el tercero sobre viguetas de madera, completamente en ruina. Por eso se procederá a la demolición de los dos anillos de la andanada de tendidos (dejando testigos de su ubicación original) mientras se consolida y limpia el primer anillo de mampostería como gradas del nuevo coso”.

 

Ahora tenemos información de una carta abierta que diversos colectivos han enviado al primer edil, porque la realidad es otra bien distinta, aquellas explicaciones tenían trampa, y los aficionados oriolanos no han tardado en reaccionar. El contenido de la misma es el siguiente:

 

“Tras la presentación del nuevo proyecto sobre la Plaza de Toros de Orihuela, presentado a bombo y platillo el pasado viernes 23 de septiembre en la Biblioteca Pública María Moliner, ante los medios de comunicación y representantes de los colectivos Club Taurino, Comisión Pro-Recuperación y Restauración, Peña Taurina Basilio Mateo y Peña Taurina Oriolana José Mari Manzanares (Hijo), todas ellas luchando por salvar un Patrimonio Arquitectónico, Humano y Cultural de la ciudad, manifiestan:

 

1) Que dicha presentación fue un puro PARIPÉ, pues el Sr. Alcalde no cumplió su palabra de hablar con todas las asociaciones taurinas asistentes antes de la presentación del proyecto.

 

2) Que los titulares de prensa son verdades a medias, pues Orihuela NO recupera su Plaza de Toros, sino que la plaza se convertirá en un espacio con presencia testimonial del antiguo caso, inservible para actos taurinos.

 

3) Que el nuevo proyecto NO contempla habitáculos imprescindibles como burladeros, y derrumba dependencias de corrales y patios de caballos, etc. ¿Alguien ha visto algún espectáculo taurino en esas condiciones? Seguro que no.

 

4) Que la actual corporación con su alcalde a la cabeza será la culpable de la posible desaparición de nuestra queridísima Plaza de Toros llena de historia, en caso de llevarse a cabo dicho proyecto en contra de la legislación vigente.

 

5) Que todas las asociaciones taurinas citadas al principio se ratifican en el proyecto primitivo y admiten únicamente el derribo de la Plaza de Toros supeditándolo a la construcción del nuevo proyecto de plaza multiusos, aprobado en la corporación, siendo alcaldesa de Orihuela Dña. Mónica Lorente, y pasar su grado de protección del dos a cuatro, que nos dice muy claramente que lo que se pretende es su conservación ambiental, admitiendo la DEMOLICIÓN Y RECONSTRUCCIÓN del edificio con mantenimiento del criterio original de composición y articulación de fachada y cubiertas.

 

Orihuela 27 de Septiembre de 2016

 

Representantes de todas las Asociaciones y Club Taurinos de Orihuela”.

 

¿Cómo se puede hablar de “gradas del nuevo coso”? ¿Cómo se pueden gastar 405.000 euros para un lavado de cara? ¿Cómo se puede confundir a la opinión pública?… que sepan los diversos colectivos taurinos de Orihuela que aquí tienen a nuestro periódico no solo para reivindicar los que piden y apoyarlos, sino para difundir sus comunicados y prestarles la ayuda que necesiten, mentiras al margen.