¿No hubiera llevado Filiberto 200 personas más?

Bernal cambió ayer la posible asistencia de 200 aficionados de Calasparra, por un mano a mano entre Perera y Ureña de poco tirón que no movilizó a nadie. Imposible, porque tenía toros la entrada de Rafaelillo, pudo poner sus ojos en Filiberto un recién matador de toros de la tierra, con más de 65 novilladas a la espalda, triunfador de la última celebrada en Murcia y que apunta maneras.

 

Nada tiene que ver que el día de su alternativa no consiguiese trofeo en Albacete. El sábado en un festival cortó cuatro orejas y un rabo. El año pasado Filiberto no pisó La Condomina, y en su línea de apoyar a los murcianos la empresa se ha podido marcar el gesto de haber contado con el calasparreño, pero prefirió dejarlo en un mano a mano, renunciar a una pasta y tener media plaza de entrada. Lo que sí dice un mano a mano entre Rafaelillo y Ureña… ¿Uno entre Perera y el de Lorca? Ellos se juegan sus dineros y sabrán lo que hacen, pero que después no lloren.

A %d blogueros les gusta esto: