La tarde en Cehegín fue para Diego Ventura y Miguel Abellán

[Img #9625][Img #9626][Img #9627]En Cehegín se celebró la tradicional corrida de toros con motivo de su Día Grande, festividad de la Virgen de las Maravillas. Desgraciadamente se pudo comprobar en los tendidos que la floja entrada de la corrida del pasado 9 de junio no fue un espejismo. Algo de lo que tendrá que tomar nota el ayuntamiento y la empresa.

 

Se rindió un emotivo homenaje a Víctor Barrio.

 

Poco pudo hacer ante el abreplaza el rejoneador Diego Ventura. Escuchó una ovación tras intentar sacar agua de un pozo sin fondo. Su segundo, cuarto de la tarde, colaboró para que Ventura ofreciese su mejor versión. Ofreció un verdadero recital del arte moderno del rejoneo que le permitió cortar los máximos trofeos a un toro noble y colaborador.

 

Miguel Abellán, comenzó conectando con los tendidos en su primero especialmente con la muleta. Faena de mando y transmisión, con la profesionalidad que le caracteriza. Cortó una oreja y le fue pedida la segunda. Con el noble quinto ofreció todo su variado repertorio. Faena que gustó a los aficionados que le pidieron las orejas que le fueron concedidas.

 

Hacía el paseíllo ante sus paisanos el local Antonio Puerta en tan señalado día. Recibió dos fuertes puyazos el primer toro de su lote, tercero de la tarde, que acabaron con cualquier opción. Tampoco estuvo seguro con los aceros y su labor fue silenciada tras aviso.

 

Ante el sexto Puerta salió dispuesto a no marcharse solo a pie. El manso no se lo puso fácil. Bregó con él con disposición. Sus paisanos le pidieron la oreja que le fue concedida.

 

FICHA DEL FESTEJO:

 

Plaza de toros de Cehegín. Media plaza. Toros para rejones de Los Espartales, de buen juego el cuarto, y cuatro de Albarreal para la lidia a pie, desiguales de presentación y juego.

 

Diego Ventura, ovación y 2 orejas y rabo

Miguel Abellán, 1 oreja y 2 orejas

Antonio Puerta, silencio y 1 oreja

 

Fotos: Quintana