Filiberto se lleva el duelo con el mexicano Adame y sale a hombros

[Img #9216][Img #9217][Img #9218]Se presentaba y despedía como novillero el mexicano Luis David Adame de la Región de Murcia, a la vez que se despedía también el Filiberto de sus paisanos. El calasparreño triunfó por tercer consecutivo en Blanca, dejando un gran sabor de boca y ambiente de cara a su alternativa. No llegó a tres cuartos la entrada, en tarde agradable de temperatura y ambiente festivo.

 

Abría plaza Filiberto, como corresponde a la Ley de toreo, enmendando el error en los carteles. Saludó con gusto con el capote. Al caballo acudió pronto el novillo recibiendo un puyazo largo. Cogió la muleta decidido a triunfar, con sus mejores armas, las del toreo clásico alejado de los efectos. Y así lo hizo, trazó derechazos largos y profundos rematados con pases de pecho a cámara lenta. Ganó la batalla al sacárse al novillo al centro del ruedo y mejorar la condición del animal a base de temple. Tuvo mucho mérito una tanda por el pitón izquierdo en la que tragó los parones del novillo sin enmendarse, hasta que el de Pereda pasó por donde él mandó. La estocada perpendicular necesitó de un golpe de descabello antes de que el novillo se echase. Cortó una oreja.

 

En el segundo de su lote, tercero de la tarde, Filiberto salió al ruedo dispuesto a no dejarse ganar la partida en el ruedo por nadie. Brindó a Ginés Hernández, toda una institución de los toros en Calasparra. Mostró buena condición el novillo ya desde el capote, permitiendo que el novillero realizase la faena de la tarde. Por ambos pitones toreó despacio, templado, alargando la embestida y bien colocado.  Llegó con fuerza al tendido la faena, antes de que el novillo se rajase estrepitosamente, a lo que contribuyó el buen hacer del torero. El pinchazo previo a cobrar la estocada hizo que no cortase las dos orejas, que aún se le pidieron mayoritariamente. Finalmente el presidente, que estuvo a su aire toda la tarde, concedió una oreja que le permitía a Filiberto despedirse de la Región de Murcia como novillero por la puerta grande.

 

El mexicano Luis David Adame recibió al segundo de la tarde, primero de su lote, con un espectacular quite a la verónica marca de la casa. El novillo fue protestado, pero finalmente no se cambió. En la muleta mostró buena condición, con un buen pitón izquierdo. Destacó el novillero en los redondos y circulares que fueron muy jaleados por la afición. Pinchó antes de dejar una estocada y descabellar, cortando una oreja.

 

Su segundo y último de la tarde, fue el garbanzo negro de la novillada. Pasaron con él un auténtico trago las cuadrillas. Entró dos veces al caballo llevándose cuatro puyazos. No se puedo lucir capote en mano y lo intentó todo el torero con la muleta. El utrero protestaba y echaba la cara arriba y ni la famosa “Burra” de la Banda de Música podía animar lo que se veía en el ruedo. Lo intentó todo el mexicano ante un novillo complicado, Lo único que se le puede reprochar es el mal manejo del descabello. Su labor fue silenciada.

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de toros portátil de Blanca (Murcia). Menos de tres cuartos. Novillada picada, primera de feria. 4 novillos de José Luis Pereda, desiguales, aunque correctos de presentación para la categoría de la plaza.

 

Filiberto, oreja y oreja

Luis David Adame, oreja y silencio

Entrada: 3/4 siendo generosos.

 

Pedro M. Mellinas

Fotos: Pedro Laforet