Así se carga un alcalde los toros: 150 personas en Fortuna

Ibertauro no tiene suerte en Murcia. Le duplican entradas, le dan limosnas, tiene que cambiar carteles a última hora y se estrella, como a cualquiera le hubiera pasado, con un Ayuntamiento que no apuesta por los toros, que margina a un matador  hijo del pueblo y que mata a la Fiesta y a la afición. Lo de ayer no se lo merece Fortuna en donde ha habido corridas de toros, novilladas de tronío, ambiente taurino… desde ahora es una plaza quemada, una población maldita, un lugar para huir dentro de lo que es el mundo del toro.

 

Un tercio de entrada siendo generosos. Algo más de 150 personas en los tendidos (desconocemos las que pasaron por taquilla), cuatro novillos de Manolo González que cuestan un dinero, los gastos de profesionales como Navarro Orenes, Julio Benítez, Alejandro Esplá y el novillero Curro Márquez, impuestos, mulillas, propaganda…cuesta un dinero que se le ha pegado al bolsillo a la empresa ante la pírrica subvención de 1.500 euros que ha dado.

 

Navarro Orenes estuvo voluntarioso y con ganas en su primer tanto en los rejones de castigo como con las banderillas. Tras su labor, excesivamente larga, fue ovacionado teniendo que saludar.

 

Julio Benítez ha cortado una oreja como premio a una aceptable labor. Ha mejorado mucho su manera de torear, especialmente consiguiendo buenas tandas por el pitón derecho.

 

Esplá se mostró en todo momento con oficio, ante un novillo noble y con transmisión. Tras entrar a matar en dos ocasiones, se le otorgaron las dos orejas.

 

Cerraba cartel el novillero Curro Márquez quien demostró que tiene aptitudes para funcionar en esto del toro y eso que le tocó el peor novillo del buen encierro de Manolo González. Digno, alargando el muletazo y con valor. Cortó dos orejas.

 

Fuente y foto: Jesús Cano Melgarejo

Pie de foto: Vean en portada la “gran entrada” que hubo en el festival de ayer en Fortuna.

A %d blogueros les gusta esto: