Las figuras les quitan el sitio a los “gladiadores”

Si para una amplia nómina de matadores de toros esto estaba difícil, más se lo están poniendo las máximas figuras y los empresarios. Corridas de Victorino, Adolfo Martín, Cuadri, Miura… tenían a sus fijos en los carteles, mientras el resto estaban para los Juan Pedro, Núñez del Cuvillo, Victoriano del Río, Algarra… y ahí aparecían los nombres de Castella, Talavante, Perera… Pues ahora se han cambiado los términos. El espectador quiere ver emoción, que el toro adquiera su protagonismo en la plaza, que las figuras se midan con los que triunfan Rafaelillo, Escribano, Castaño, Ureña… y de la noche a la mañana te encuentras con un cartel como este, en una plaza de Segunda como es Santander:

 

Sábado 30 de julio. Escribano, Perera y Talavante (Adolfo Martín).

 

Por eso mismo, pedimos un respeto para quienes atesorando enormes cualidades, haciendo el toreo bueno, siempre tienen que bailar con la más fea. La falta de organización de corridas podría ser una de las razones de buscar los mal llamados “encastes minoritarios” para que alguna se vista de luces.