LA ZURDA

fran perez opinionPor la mano de los pensadores y genios de la lucha y la supervivencia, por el trazo que Pepe-Hillo imagino con ella, y Joselito y Belmonte perfeccionaron hasta su máximo y glorioso esplendor, la zurda ha dado majestad a la tauromaquia.

Decía el escritor peruano afincado en España Felipe Sassone, que “el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio” Un corazón latiente de libertad, que aficionó a las mentes que labraban letra por el bien de su querida tierra y que inspiró para dejar hasta nuestro días obras de arte y pinturería de la literatura castellana.

Pero la izquierda de nuestros días se degrada. Y aunque queden reductos donde todavía no se retrasa la pierna, hay pandemia de tontería acomodada en el sillón del poder que hace negar, como San Pedro, la evidencia. Qué pensarán desde el Centro de Estudios Históricos del cielo, entre los que se encuentra alguno que dio su vida por la causa, al ver que al ruedo rojo está a punto de saltar un toro que se fue a los corrales con el peor resultado de la historia, o al constatar que los discursos pasionales del comunismo sean ahora serviciales a la extremista demagogia del populismo, o al observar como desde su tierra alicantina han querido expulsar a Miguel Hernández de un cartel taurino.

Negar la vinculación del poeta de Orihuela con los toros, es negar a toda la Generación del 27. Y negar a la generación del 27 es literalmente ser un muerto culturalmente. Que los concejales de Ganar Alicante, entre salvar a un gato y un perro mientras los mendigos se mueren de hambre en la calle, en lugar de irse a bares de ambiente o de tirar bombas a los tendidos de Pamplona, lean un poquito de poesía. De Miguel, su paisano:

«¡A la gloria, a la gloria toreadores!

La hora es de mi luna menos cuarto.

Émulos imprudentes del lagarto,

magnificaos el lomo de colores.

Por el arco, contra los picadores,

del cuerno, flecha, a dispararme parto.

¡A la gloria, si yo antes no os ancoro, -golfo de arena- en mis bigotes de oro!»

Al final, la feria de Hogueras de Alicante se celebrará porque a última hora, los concejales de Compromís se han abstenido en la votación para aprobar los carteles de la feria a sabiendas que les iba a caer una buena.

Por estas cosas, los que de verdad sienten la siniestra, se sienten como una madre al ver a su hijo con “malas compañías”

Tiene la zurda la suerte de que aún se canta su grandeza en el redondel de una plaza de toros. Y que cuando un toro mete la cara abajo y el torero maneja la muñeca con agraciada cadencia, el cuerpo del hombre y el animal se funden en la pasión toreadora, y cada ¡olé! suena a Lorca, y cada ¡Bien! recuerda a Alberti, y cada ovación a Gerardo Diego, y cada embestida a Vicente Aleixandre, y cada palma a Jorge Guillén, y el clamor a Bergamín. Y ahora, pañuelos blancos al viento  de todas las generaciones de poetas para Hernández. De Machado a Carlos Marzal.

La zurda es mucha zurda.

Fran Pérez @frantrapiotoros

1473833214_395649_1473833288_noticia_normal

A %d blogueros les gusta esto: