La encerrona

pedro-mellinas-opinionEn los mentideros taurinos de la capital no se habla de otra cosa desde que Simón Casas confirmara lo que era un secreto a voces. Paco Ureña protagonizará en solitario la tradicional corrida goyesca del próximo 2 de mayo en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid.

Desde que Miguel Ángel Perera abriese la puerta grande con 3 orejas en la Feria de Otoño de 2008 en una tarde épica, Alejandro Talavante por dos veces, Daniel Luque, Miguel Abellán, Ivan Fandiño y Manuel Jesús “El Cid”, han salido por la puerta de la Avenida de los Toreros sin ningún trofeo en el esportón y vencidos por el magno escenario.

Aunque el hombre propone y Dios dispone, a priori cabe decir que el momento en el que llega Ureña es bien distinto. Más parecido al de Perera en 2008. Su posición ante la exigente afición venteña es inmejorable, lejos del estancamiento, y en una fecha tradicional y propicia.  Además, lo hará con toros de ganaderías diferentes. A falta de confirmación, y como adelanta mi compañero Fran Pérez, podrían ser toros de Adolfo Martín, Victoriano del Río y “El Torero”.

Para el mundo de los toros en la Región de Murcia será un día histórico. No existen precedentes de un matador de toros de la tierra en solitario en la capital, por lo que seremos legión los paisanos que le apoyemos en un día clave en su carrera.

La mayoría de las reacciones de los aficionados han sido de admiración a la valentía del torero lorquino. Para aquellos que se pregunten “para qué” asume ese riesgo y no entiendan la apuesta del lorquino, les recuerdo que el torero no se conforma con tener la admiración de la afición. Ha manifestado en multitud de ocasiones que quiere ser una figura del toreo, estar en todas las ferias y convertirse en imprescindible.

¡Miren! Para ponerse delante de los Matillas, Lozanos, Choperas…e incluso de algún empresario más cercano…y que le consideren imprescindible y le paguen lo que corresponde, o se triunfa por todo lo alto en una gesta como esta, o seguimos en las mismas.

No hay mejor ejemplo que el ver los carteles de Sevilla. El desorejar a un Victorino tras jugarse la vida, le ha servido para que lo repitan con la misma ganadería y en el mismo lugar, y ni una tarde más. Y gracias, imaginen si se hubiese ido de vacío.

Estamos contigo Paco y con tu ambición. Este es tu momento y a poco que te acompañe la suerte esa tarde puede ser el trampolín definitivo que te lleve a la dimensión que deseas. No hay mejor forma de reivindicarse ante los que tienen la sartén por el mango, en este cotarro que cada día se entiende menos.

Pedro M. Melllinas @PedroMMellinas