“INS(D)ULTO”

fran perez opinionLa noticia más relevante de la recién concluida feria taurina de Murcia no ha sucedido dentro de la plaza de toros de La Condomina. Contra todo pronóstico, el “insulto” le ganó al “indulto”. Que sería de la fiesta sin las estocadas. La suerte suprema que le dicen y que Don Luis Fuentes Bejarano inmortalizó en esa frase que quedará en los anales de la historia del toreo con ese gracejo madrileño reconvertido en sevillano:

La verdad de la fiesta es matar un toro bien matao, porque en el momento en el que se entra a matar un toro, el torero tiene que mirar a donde quiere que entre el estoque, el pitón derecho pasa por la pierna derecha, que esta la femoral y es muy peligroso

Desconozco quien se llevará el premio a la mejor estocada de la feria de Murcia pero desde luego hay un claro candidato que se ha perfilado como Paco Camino, ha citado como Rafael Ortega y ha ejecutado como Jaime Ostos con la palabra. A este no le pasó el pitón por la femoral, pero si el puño.

Decía mi padre, que en gloria esté, y que no se libró después de muerto de los calamocheos de este toro bravo, que la verdad pica, escuece, requema, arde, irrita e incómoda. He de confesar que no presencié la escena, pero me quedé perplejo al leer la frasecita famosa. Bueno, yo y los “trillones” de lectores que nos leen, como dice mi amigo del árbol del ahorcado, que ya los quisiera él. La reacción posterior solo hace nada más que ratificar lo escrito.

Lo mejor es que han sido los de fuera de la Región los más interesados en ello. Quizá los que menos conocían la “bravura” que andaba suelta por la Ronda de Garay. Bueno, por Murcia y por varios sitios, que hace bien poco embistió a la muleta de un alcalde dejándole en el oído sus famosas “perlas” contra los que no le ponen la muleta por el suelo.

Pero en contra de lo que pensáis. Yo me compadezco. La verdad que sí. Tiene que ser muy difícil encajar que los que te han admirado ahora te vean como esa escultura de Mariano Benlliure que dejó para la cultura y grandeza de este país inmortalizado al toro “Barbero” de Miura resistiendo a echarse con la tizona de “Machaquito” en todo lo alto. Tiene que ser verdaderamente jodido, que al contrario que esas mujeres de la frasecita, el aficionado, el seguidor, compruebe la decadencia del que ha seguido y guarde las fotos, que antaño eran tesoros, en un cajón por vergüenza.

Pero todavía se está a tiempo. Dicen que rectificar es de sabios. Hay tiempo para recuperar a la persona y que no emborrone una respetable carrera llena de gestos de valentía delante de toros que muchos otros se negaban a torear. Es hora de convertirse en “Perdido” y curarse de las heridas en el cajón de curas. Confesar y quedarse limpio. Y agradecer a los que han callado para que las heridas no fueran más profundas. Seguro que duerme mejor por las noches y vuelve a encontrar la sonrisa en los suyos. Yo creo en el perdón y la regeneración. Y si eso ocurre, brindaré por ello. A la tauromaquia de la Región de Murcia le vendría de perlas en estos momentos donde la Unión se hace necesaria por encima de las envidias o los rencores. Todos de la mano por la fiesta. Ese día si tocará un emoticono de champán en el WhatsApp. Y ojo a tener errores. Al mundo del toro ya no le coge un fallo más. Ni banderas, ni machismo.

Fran Pérez @frantrapiotoros

A %d blogueros les gusta esto: