EL IVA QUE VIENE

antonio desde el cieloEs noticia estos días la decisión del gobierno de la nación de bajar el IVA que grava los espectáculos en directo del 21% al 10%. Circunstancia que redunda directamente en la última línea de la cuenta de explotación de un festejo taurino.  La medida beneficia igualmente a otras artes como son el teatro, conciertos…No ocurre lo mismo con el cine, sector especialmente reivindicativo que cuenta además con una gran cantidad de apoyos políticos y mediáticos.

En primer lugar, conviene aplicar el “principio de prudencia” ya que la media está incluida en la Ley de Presupuestos 2017 y tiene ahora que pasar el oportuno trámite parlamentario. Los partidos de la oposición presentarán sus enmiendas a la totalidad que previsiblemente serán rechazadas con los votos de PP, Ciudadanos, PNV y nacionalistas canarios. El “peligro” puede estar en las enmiendas parciales. Es posible que algún partido de los aludidos sucumba a las presiones de colectivos variopintos que ya desde el primer momento han mostrado su frontal rechazo a que la rebaja del IVA beneficie a los toros.

Es justo reconocer que las competencias taurinas pasaron del Ministerio del Interior al de Cultura en 2011, gobernando el PSOE, y sin dicho traspaso esta rebaja que ahora se anuncia no sería aplicable a los festejos taurinos.

Dicho lo cual, resulta admirable la valentía con la que el gobierno actual está aguantando las presiones de quienes anteponen sus fobias a la economía de un país. La rebaja impositiva implica una reducción de los costes, precios y en definitiva un incremento de la competitividad de un espectáculo que contribuye a las arcas públicas mucho más que lo hace el cine, por ejemplo. Esperemos que continúe aguantando los gañafones durante estos meses y finalmente la Ley de Presupuestos salga adelante, al menos en lo que a la reducción del IVA se refiere.

La segunda derivada afecta directamente al bolsillo del aficionado. Aunque desaprensivos los hay y los habrá en los toros y en todos los ámbitos, el IVA es soportado directamente por el contribuyente, por lo que su rebaja debe abaratar las entradas y propiciar que más gente pueda asistir a una plaza de toros. Bienvenida sea la rebaja…cuando se apruebe y se aplique.

@elmuletazo

A %d blogueros les gusta esto: